Notas de Elena | Jueves 6 de agosto del 2020 | Hacer crecer nuestros dones | Escuela Sabática

Jueves 6 de agosto: Hacer crecer nuestros dones
¿No dijo Dios que concedería el Espíritu Santo, a los que lo pidieran? En la actualidad, ¿no es acaso el Espíritu alguien real, verdadero y guía fiel? Hay creyentes a los que les parece una presunción tomar al pie de la letra esta promesa. Oran al Señor para que les enseñe, y sin embargo se resisten a dar crédito a la promesa de Dios y a creer que fuimos instruidos por él para reclamarla. Si acudimos a nuestro Padre celestial con humildad, con fervor y la mejor disposición para aprender, ¿por qué poner en duda el cumplimiento de su promesa? Ni por un momento debemos desconfiar de él, porque eso significa deshonrarlo.
Cuando usted busque descubrir sus designios, su parte en esta relación con Dios consiste en creer que será guiado y bendecido al hacer su voluntad. Debemos desconfiar de nosotros mismos, no sea que interpretemos mal sus enseñanzas; aun esto podemos hacerlo objeto de nuestras oraciones, y confiar hasta lo sumo que el Espíritu nos guiará a interpretar correctamente sus planes y la obra de su providencia (Recibiréis poder, p. 116).
Fue Cristo quien guio a los israelitas por el desierto; y es Cristo quien guía hoy a su pueblo, mostrándole dónde y cómo trabajar (Comentarios de Elena G. de White en Comentario bíblico adventista del séptimo día, t. 3, p. 1174).
“Y durante este tiempo… el derramamiento especial de la gracia y poder divinos no será menos necesario a la iglesia de lo que fue en los días apostólicos”.
Dios dotará hoy a los hombres y las mujeres con poder de lo alto como lo hizo con aquellos que en el día de Pentecostés oyeron la palabra de salvación. En esta misma hora su Espíritu y su gracia para todo aquel que los necesita y le toma la palabra.
Los dones ya son nuestros en Cristo, pero su posesión verdadera depende de nuestra recepción del Espíritu de Dios…
Si están relacionados con Cristo, si los dones del Espíritu son suyos, los más pobres y los más ignorantes de sus discípulos tendrán un poder que hablará a los corazones. Dios los convierte en los instrumentos que ejercen la más elevada influencia en el universo” (La fe por la cual vivo, p. 294).
Los que ocultan sus talentos hasta que se herrumbran por falta de uso, no deben pensar que esa acción los alivia de responsabilidad, por-que Dios nos considera responsables del bien que podríamos hacer si tomamos el yugo con Cristo, levantando sus cargas, aprendiendo cada día más de su mansedumbre y humildad de corazón. El interés de los talentos sepultados sigue acumulándose, y en lugar de disminuir nuestra responsabilidad, la aumenta e intensifica (A fin de conocerle, p. 325).
Viernes 7 de agosto: Para estudiar y meditar
En los lugares celestiales, 16 de enero, “Un eficaz poder invisible”, p. 24;
Palabras de vida del gran Maestro, “Cómo enriquecer la personalidad”, pp. 261-299.
===================
NOTAS DE ELENA G. DE WHITE
ESCUELA SABÁTICA
Lecciones de Escuela Sabática para Adultos
Lección 6: Para el 8 de agosto de 2020
POSIBILIDADES ILIMITADAS
Tercer Trimestre 2020
HACER AMIGOS PARA DIOS: El gozo de participar en la misión
3er. Trimestre 2020



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*