Lección 9 | Miércoles 29 de mayo del 2019 | Encontrar vida después de una pérdida | Escuela Sabática Jóvenes

MIÉRCOLES 29 DE MAYO
ENCONTRAR VIDA DESPUÉS DE UNA PÉRDIDA
Cómo hacer: Sal. 30:5; Prov. 4:7; Juan 10:10
Cuando Dios creó la primera familia, era su plan que experimentara una unión que estuviera llena de amor y felicidad. La idea de que el dolor, e incluso la pérdida, llegaran a ser parte de esa unión no era un concepto que él quería que ellos, ni ninguna familia subsiguiente, entendieran. La Palabra de Dios dice que él deseo que experimentásemos ¡vida en abundancia! Desafortunadamente, el pecado a menudo ha metido su horrible cabeza y ha interrumpido ese plan. Hemos visto el daño que el pecado ha arrojado en la unidad familiar, aun resultante en pérdidas. Las familias han experimentado una pérdida de confianza, fe, comunicación e, incluso, la pérdida literal de seres amados. ¿De qué modo podemos aprender cómo trabajar a través de estas pérdidas y buscar vivir en la abundancia de gozo que era la intención de Dios? Aquí hay algunas recomendaciones para encontrar vida luego de una pérdida:
Busca comprensión (Prov. 4:7). Cuando pensamos en perder algo, a menudo nuestro siguiente pensamiento es comprender dónde podemos encontrarlo. Comenzamos a buscar en nuestro cerebro dónde estábamos la última vez que lo tuvimos. A menudo pasa lo mismo cuando perdemos ciertas partes de una relación con un familiar. Tratamos de recordar cuándo fue la última vez que confiamos en ellos y cómo podemos restaurar esa confianza.
Cuando perdemos algo que es valioso para nosotros comenzamos a volver sobre nuestros pasos tratando desesperadamente de recuperar lo que perdimos. Miramos debajo de los almohadones, en los bolsillos de los pantalones: a veces hasta conducimos un buen trecho a fin de buscar en el estacionamiento donde estuvimos horas atrás. Es similar cuando recuperamos una relación valiosa. Debemos buscar dónde estábamos cuando perdimos esa característica esencial. Dios quiere restaurar nuestras relaciones familiares, y si buscamos fervientemente su ayuda para aprender cómo encontrar lo que perdimos, él está dispuesto a ayudarnos.
Investiga la Palabra. Dios promete que nunca nos hará pasar por algo más grande de lo que podamos soportar. No hay dudas de que cuando experimentamos pérdida en nuestra familia, no importa en calidad de qué, él proveerá una salida para que volvamos a experimentar la integridad. En la Biblia podemos leer historias de familias que experimentaron pérdida y mayores ejemplos de sus victorias sobre las pérdidas por medio de Cristo. Las historias de Lázaro, José y sus hermanos, y Moisés y su familia nos enseñan cómo, por medio de la fe, el amor y el perdón. Dios restaura familias cuando más lo necesitan. La Palabra de Dios es un libro abierto de instrucción para guiarnos a la integridad.

PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Por qué piensas que entender es una parte tan importante para reparar la pérdida en las relaciones?
¿Qué otros ejemplos se te ocurren de familias en la Biblia que han vencido algún tipo de pérdida?
=============================
Lecciones de Escuela Sabática para Jóvenes
Lección 9: Para el 1 de junio de 2019
TIEMPO DE PERDER
2er. Trimestre 2019 – Las Etapas Familiares
Narración: Adan Vicente

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*