Lección 9 | Jueves 25 de agosto del 2019 | Servir a Cristo | Escuela Sabática Jóvenes

JUEVES 29 AGOSTO
SERVIR A CRISTO
Opinión |Mat. 25:38-40
La parábola del joven rico (Mat. 19:16-30) ejemplifica cuán importante es para un cristiano practicar la justicia social.
Las posesiones materiales y los recursos que tenemos en este mundo son para que los utilicemos para mejorar la vida de otros. A menudo pensamos que nuestras posesiones nos pertenecen solo a nosotros, y no reconocemos que Dios, quien nos ha brindado esos recursos, también creó a nuestros hermanos y hermanas que no tienen suficiente.
SI nos quedamos con la noción de que nuestra riqueza es solo para nosotros, nos perdemos las bendiciones del cielo. La Biblia nos enseña: “El que ayuda al pobre no conocerá la pobreza” (Prov. 28:27).
Dios requiere que sus hijos cultiven y desarrollen un espíritu de generosidad para poder asistir a los miembros menos afortunados de nuestra sociedad. Cuando amamos a nuestro prójimo (1 Ped. 1:22) y respondemos a sus necesidades, reflejamos el amor de Cristo que estaba arraigado en su hábito de mostrar compasión por los menos afortunados y los sufrientes. El acto de dar a los pobres o ayudar a los enfermos debería provenir del corazón, sin esperar ningún favor a cambio.
La historia del joven rico ilustra el punto de que muchas personas no están dispuestas a soltar sus posesiones terrenales, especialmente cuando se trata de ayudar a otros. Sin embargo, Cristo mismo dice que quien renuncie por él a posesiones materiales y riquezas terrenales heredará la vida eterna (Mat. 19:29).
Los pequeños actos de bondad que mostramos para con los más pequeños constituyen nuestro servicio por Cristo. Cada día es una oportunidad de establecer la diferencia en la vida de otra persona que está luchando con la vida de una u otra forma. Los apóstoles aprendieron el hábito de dar y compartir a Cristo, y él espera que hagamos lo mismo en nuestra generación.
Se le atribuye a Oscar Wilde la siguiente frase: “El acto de bondad más pequeño vale más que la Intención más grandiosa”. Hoy, puedes brindar un pequeño acto de bondad para cambiar tu comunidad. Y si todos nosotros hacemos esto, podemos cambiar el mundo.

PARA PENSAR Y DEBATIR:
¿Cuáles son algunos de los pequeños actos de bondad que puedes brindar para mostrar que te preocupas por la vida de los demás?
Puede que sea fácil para una persona mostrar compasión, pero ¿cómo podemos hacer lo mismo como iglesia, cuando hay tantas personas de distintos trasfondos bajo el mismo techo?
¿A quién consideras “el más pequeño” en tu comunidad?
=============================
ESCUELA SABÁTICA PARA JÓVENES
Lectura del folleto Joven
Lección 9: Para el 31 de agosto de 2019
EL SERVICIO EN LA IGLESIA DEL NUEVO TESTAMENTO
Tercer Trimestre 2019 – Servir a los necesitados
Narración: Adan Vicente

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*