Lección 7 | Viernes 16 de agosto del 2019 | Para estudiar y meditar | Escuela Sabática Adultos

Viernes 16 de agosto
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR
Lee “En las pisadas del Maestro”, en El ministerio de la bondad, pp. 121-128; “Días de ministerio activo”, en El ministerio de curación, pp. 19-32; y “Cristo purifica de nuevo el templo” y “En el tribunal de Pilato”, en El Deseado de todas las gentes, pp. 540-670; 671-688.
“Dios ha dado evidencias contundentes en su Palabra de que castigará a los transgresores de su Ley. Los que se crean ilusiones de que él es demasiado misericordioso para ejecutar su justicia contra los pecadores, sólo tienen que mirar a la cruz del Calvario. La muerte del inmaculado Hijo de Dios testifica que ‘la paga del pecado es muerte’, que toda violación de la Ley de Dios debe recibir su justa retribución. Cristo, que era sin pecado, se hizo pecado por causa del hombre. Cargó con la culpabilidad de la transgresión y el ocultamiento del rostro de su Padre, hasta que su corazón fue destrozado y su vida aniquilada. Hizo todos esos sacrificios con el fin de que el pecador pudiese ser redimido. De ninguna otra manera podía liberarse el hombre de la penalidad del pecado. Y toda alma que rehúse llegar a ser participante de la expiación conseguida a tal precio debe cargar en su propia persona con la culpabilidad y el castigo por la transgresión” (CS 528, 529).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. Lean la declaración anterior de Elena de White. Conversen sobre la realidad de la injusticia: ¡Cristo, el inocente, sufrió el castigo de los culpables! ¿Por qué es tan importante tener siempre presente esta verdad fundamental?
2. Jesús nunca abogó por una reforma política para propiciar el tipo de “reino” al que se refería. Al fin y al cabo, la historia está llena de relatos muy tristes de gente que utilizó la violencia y la opresión para ayudar a los desamparados y los oprimidos. Muchas veces, lo único que se logró fue reemplazar una clase opresiva por otra. Si bien los cristianos podemos, y debemos, trabajar con los poderes existentes para tratar de ayudar a los oprimidos, ¿por qué siempre deben resistirse a usar la política para lograr estos fines?
3. Piensa en lo que implicaba el plan de salvación. Jesús, el justo, sufrió por los injustos (y esto nos incluye a cada uno de nosotros). ¿Por qué este gran sacrificio en favor de nosotros nos hace nuevas personas en Cristo?
Resumen: En los evangelios, el ministerio de Jesús se presenta y se explica en relación con la obra de los profetas del Antiguo Testamento. Las buenas nuevas para los pobres, la salud para los quebrantados de corazón y la libertad para los cautivos se proclamaron como indicadores del Mesías; y Jesús lo demostró en todo su ministerio. Con todo, con su muerte, él también sufrió la peor de las injusticias; finalmente, superó lo peor de la humanidad caída y lo inhumano que esta conlleva. Gracias a su muerte injusta en favor de nosotros, podemos obtener perdón, y tenemos la promesa de la vida eterna.La tendencia humana es asemejarnos a aquello que adoramos o en lo que nos enfocamos. Por lo tanto, era natural que la preocupación por los demás y por la justicia disminuyera cuando el pueblo de Dios dejaba de adorar a un Dios de justicia para adorar a los dioses falsos de las naciones circundantes, que a menudo se caracterizaban por estar relacionados con la guerra o la fertilidad. Al elegir a otros dioses, el pueblo cambiaba su actitud en muchas cosas, incluida la forma en que trataba a los demás. Si hubiera sido fiel al Señor, habría compartido su preocupación por los necesitados que lo rodeaban.
Reflexiona en esta idea de asemejarnos a lo que adoramos. ¿Qué manifestaciones contemporáneas vemos de este principio?
=============================
LECCIÓN DE ESCUELA SABÁTICA
Lectura del Folleto de Adultos
Lección 7: Para el 17 de agosto de 2019
JESÚS Y LOS NECESITADOS
Tercer Trimestre 2019 – Servir a los necesitados
“Uno de estos mis hermanos más pequeños”
Narración: Carlos Martín

Loading...
Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*