Lección 6 | Lunes 5 de agosto del 2019 | Adora al Creador | Escuela Sabática Jóvenes

LUNES 5 AGOSTO
ADORA AL CREADOR
Logos: Éxo. 20:2-6; Job 34:12; Sal. 115:1-8; 146:5-10; Isa. 1:17; Mar. 12:38-40
IDOLATRÍA Y OPRESIÓN (ÉXO. 20:2-6; SAL. 115:1-8)
En su Palabra, Dios ha dado mandatos específicos sobre cómo quiere que lo adoremos. Estos mandatos muestran que la forma y el estilo con los que elegimos adorar a Dios también deben concordar con sus estándares.
En Éxodo 20:2 al 6, Dios comienza recordándonos su posición como Creador soberano y Gobernante de todas las cosas creadas, tanto las que vemos como las que no vemos. Como tal, la adoración, la gloria y el honor que merece no deberían otorgarse a otras cosas Si dejamos de adorar a Dios según su voluntad, perdemos dirección espiritual y comenzamos a abrigar ambiciones egoístas. Esto con el tiempo nos lleva a la frustración, el dolor físico y la muerte.
El salmista también nos recuerda que los ídolos u otros dioses que las personas adoran no tienen las cualidades del Creador. Dios dio los primeros cuatro Mandamientos para definir el tipo de relación que debería existir entre él y sus hijos. Con respecto a eso, somos llamados a adorar al Creador, quien es el Autor de nuestra vida. Cuando eso ocurre, podemos desarrollar la relación correcta con él.
Es más, si nuestros valores y prácticas surgen de él, sabremos cómo relacionarnos con nuestro prójimo de manera tal que dé gloria y honor al nombre de Dios. La idolatría, como dice el salmista, simplemente nos lleva a la esclavitud del pecado y los intereses del mundo.

OPRESORES RELIGIOSOS (ISA. 1:17)
Dios requiere que hagamos buenas obras en todo momento, y que no permanezcamos inactivos. El profeta Isaías enfatiza que los oprimidos necesitan protección y apoyo.
En nuestra sociedad, los oprimidos son más vulnerables y están más expuestos a Injusticias, especialmente cuando la administración de justicia es mala o débil. En tales situaciones, quienes tienen influencia sobre la comunidad deben protegerlos.
A los ojos de Dios, todos somos sus hijos, sin importar nuestra situación bajo el sol. Por tanto, la primera línea de protección viene de Dios. De cualquier forma, como hijos de Dios, nosotros también tenemos el deber de aliviar a los oprimidos ofreciéndoles apoyo cuando sea necesario. Dios pronunciará un juicio sobre quienes pasen por alto este deber e inflijan injusticias a los débiles y los sufrientes. Con actos de benevolencia, justicia y apoyo a viudas y huérfanos, por ejemplo, imitamos el ejemplo de Dios, quien es la Fuente de nuestros valores.
Al aprender a hacer buenas obras, adoptamos la práctica de vivir en justicia y ponemos en alto el carácter de Dios. Y cuando juzgamos al huérfano, demostramos verdadera adoración al Creador al defender, liberar y practicar justicia a los necesitados en nuestra sociedad. Hay buenas nuevas para los fieles de Dios que quizá se encuentran débiles y están sufriendo: Dios mismo está luchando por ti.
“El Señor será nuestro vengador. Aunque los hombres nos pasen por alto, él cuida de nosotros. Él auxiliará al desamparado y defenderá su causa”.’

MISERICORDIA Y FIDELIDAD (MAR. 12:38-40)
Durante su ministerio en la Tierra, Cristo fue testigo de situaciones en que los líderes religiosos usaron su cargo para despojar y aprovecharse de miembros inocentes y débiles de la sociedad.
Usando el ejemplo de los escribas, maestros oficiales de la ley, Jesús enseñó que esas personas estaban más interesadas en lo que podían obtener que en lo que podían dar. En sus largas túnicas, que no eran adecuadas para el trabajo manual, los escribas usaban su posición religiosa para obtener riquezas de los oprimidos y del público.
¿Somos diferentes nosotros? Preferimos que nos traten con alfombra roja y vestidos de lino fino. Atesoramos los títulos. Imponemos respeto. Sin embargo, todo esto puede ser venenoso dependiendo de cómo afecte nuestra relación con el Creador. Cristo enseñó que si alguien quiere ser el primero, entonces debe ser primeramente un siervo (Mar. 9:35). Como cristianos en esta época, debemos recordar que la responsabilidad de la mayordomía no es solo para los pastores ordenados, sino también para cada miembro laico.

PARA PENSAR Y DEBATIR:
¿De qué forma nos comportamos como los escribas hoy en día?
¿Cuáles son algunas de las fuentes de la idolatría moderna?
¿Qué podemos hacer como jóvenes para ayudar a otros a ver a Cristo en nosotros?
=============================
ESCUELA SABÁTICA PARA JÓVENES
Lectura del folleto Joven
Lección 6: Para el 10 de agosto de 2019
ADOREN AL CREADOR
Tercer Trimestre 2019 – Servir a los necesitados
Narración: Adan Vicente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*