Lección 5 | Miércoles 1 de mayo 2019 | Los frutos de la familia | Escuela Sabática Jóvenes

MIÉRCOLES 1° DE MAYO
LOS FRUTOS DE LA FAMILIA
Cómo hacer: Prov. 11:30
“El fruto del justo es árbol de vida; y el que gana almas es sabio” (Prov. 11:30, RVR). A mi familia le encanta comer frutas todos los días. Tenemos todo tipo de frutas tropicales a nuestra disposición. La fruta es buena para nosotros como fuente de azúcar y, honestamente, mi familia es bastante amante de lo dulce. Muchas de estas frutas tropicales crecen en árboles en nuestro jardín.
¿Cuál es el fruto espiritual que podemos tener en nuestra vida? Aquí hay algunos:
Hospitalidad. Este es un importante fruto espiritual. La Biblia enseña que todos deben ser hospitalarios, especialmente para con los desconocidos (Isa. 58:7). Cuando somos hospitalarios, compartimos nuestras bendiciones con otros sin esperar nada a cambio. Cuando invitamos a otros a nuestro hogar, a menudo somos nosotros los que recibimos bendiciones. Nos encontramos enriquecidos. Necesitamos Invitar especialmente a quienes son menos afortunados, quizás hasta hambrientos, para que nuestra hospitalidad se extienda a quienes más la necesitan.
Unidad. La unidad familiar es cuando todos nosotros, como una familia espiritual, estamos unidos como uno en Jesucristo y disfrutamos de ser parte de la familia de Dios. La unidad significa que hacemos cosas juntos y que estamos para los demás cuando ellos están felices o tristes. Incluso las cosas pequeñas importan, como compartir una comida o adorar a Dios juntos como familia. Nos acercamos más unos a otros cuando crecemos espiritualmente y aprendemos juntos cómo desarrollar la paciencia y otros rasgos de carácter cristianos.
Espíritu alegre. Aunque es el último, no es el menos importante de los frutos espirituales. Un espíritu alegre es Indispensable dentro de la familia. Cuando nuestra familia tiene dificultades, con un espíritu alegre podemos recordar que tenemos esperanza: la más importante de todas es la bendita esperanza de que Jesús vuelve pronto. Esto nos ayuda tanto a recordar por qué estamos aquí como a poner las cosas en perspectiva. Una familia feliz vive el mensaje de fe y esperanza para que el resto del mundo lo vea.
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Qué fruto espiritual exhibe tu familia? ¿Cómo puedes desarrollar ese fruto espiritual al servir a otros en tu familia?
¿Cómo podemos hacer tangible nuestro fruto, como frutas creciendo en el jardín? ¿De qué maneras podemos cultivar ese fruto espiritual en nuestra experiencia cristiana?
=============================
Lecciones de Escuela Sabática para Jóvenes
Lección 5: Para el 4 de mayo de 2019
PALABRAS SABIAS PARA LAS FAMILIAS
2er. Trimestre 2019 – Las Etapas Familiares
Narración: Adan Vicente

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*