Lección 3 | “Por siglos perpetuos” | Escuela Sabática Universitaria

La promesa: El pacto eterno de Dios

Dios hizo un pacto con Israel; el pacto de Dios está motivado por el amor, su amor por la raza caída; un amor que lo llevó a la Cruz.

¿Cómo funciona todo esto? Es tan sencillo como un trueque: Cristo toma nuestros pecados y nos da su justicia para que, a través de él, se nos considere tan justos como Dios mismo. De esta manera, el pecado ya no se nos atribuye a nosotros; ya no tiene que mantenernos separados de él. Los asesinos, los adúlteros, los fanáticos, los mentirosos, los ladrones, e incluso los incestuosos, todos pueden ser considerados justos como el mismo Dios. Y este maravilloso regalo, esta concesión de justicia, les llega por fe y solo mediante la fe. De allí la frase “Justificación por fe”.

Este trimestre analizaremos con detenimiento cuál es el pacto de Dios, qué ofrece, e incluso qué exige. Aunque extraídas de muchas fuentes diferentes, las lecciones se basan mayormente en la obra del Dr. Gerhard Hasel, ya fallecido, cuyo conocimiento sobre la Palabra (donde se revelan las promesas del pacto) nos darán ánimo, esperanza y entendimiento a fin de que podamos aprender algo que: “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor” (1 Juan 4:18​).

El Dr. Gerhard F. Hasel (Universidad de Vanderbilt), primer profesor en ser condecorado con la medalla John Nevins Andrews, enseñó Antiguo Testamento y Teología Bíblica en el Seminario Teológico Adventista de la Universidad Andrews. De 1981 a 1988 se desempeñó como decano del seminario y durante 27 años como director de los programas doctorales.


#EscuelaSabáticaUniversitaria​ #EscuelaSabática​ #LaPromesa​ #GuíadeEstudio​ #ElPactodeDios



Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*