Lección 2 | Sábado 6 de julio 2019 | Conocer a Dios es conocer la justicia | Escuela Sabática Jóvenes

“No seas vengativo con tu prójimo, ni le guardes rencor. Ama a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor” (Lev. 19:18).

SÁBADO 6 JULIO
CONOCER A DIOS ES CONOCER LA JUSTICIA
Introducción: Prov. 31:8; Miq. 6:8; Zac. 7:9,10; Juan 13:34,35
En los últimos siglos, parece que la humanidad ha dado grandes pasos hacia la justicia y la igualdad para todas las personas. Hemos sido testigos de muchos movimientos de derechos humanos. Sin embargo, al mirar el estado actual del mundo, con opresión política, desigualdad racial y educativa, injusticia económica, explotación y transgresiones de todo tipo, es evidente que estamos lejos del ideal de Dios.
Nos quedamos cortos porque, de por sí, nuestro sistema de justicia y nuestras ideas humanas sobre la justicia social son defectuosos. No podemos ejercer la justicia correctamente con nuestras leyes seculares mientras ignoramos al Dador de la justicia, al Creador de todo lo que es justo. Solo Dios puede hacer justicia real en este mundo malvado, cuando él regrese. Aun así, como sus seguidores, reconocemos que debemos comprometernos activamente en todos los aspectos de la justicia social.
Nuestro conocimiento y comprensión de Dios se ven reflejados por cuánto compartimos su pasión por la justicia. Las instrucciones que él nos da mientras estamos en esta Tierra nos piden cuidar de los vulnerables y demostrar su carácter por medio de acciones concretas de amor. En Miqueas 6:8, Dios nos dice: “¡Ya se te ha declarado lo que es bueno! Ya se te ha dicho lo que de ti espera el Señor: practicar la justicia, amar la misericordia, y humillarte ante tu Dios”. Dios nos dice que actuemos cuando veamos injusticias. No es algo opcional para el pueblo de Dios, es una parte Integral de quienes debiéramos ser.
Actuar con justicia es algo más amplio: “¡Levanta la voz por los que no tienen voz! ¡Defiende los derechos de los desposeídos!” (Prov. 31:8). “Juzguen con verdadera justicia; muestren amor y compasión los unos por los otros. No opriman a las viudas ni a los huérfanos, ni a los extranjeros ni a los pobres. No maquinen el mal en su corazón los unos contra los otros” (Zac. 7:9,10).
Básicamente, en el centro mismo de la justicia está el simple pero profundo principio del amor. Nuestro amor por Dios se mide por nuestro amor por las personas. Por esto Jesús nos mandó: “Que se amen los unos a los otros” (Juan 13:34), lo cual resulta en que tratemos a todos con justicia. Esto, según Jesús, es lo que demuestra al mundo que somos cristianos: nuestro amor por los demás (Juan 13:35).
=============================
ESCUELA SABÁTICA PARA JÓVENES
Lectura del folleto Joven
Lección 2: Para el 13 de julio de 2019
MODELO PARA UN MUNDO MEJOR
3er. Trimestre 2019 – Servir a los necesitados
Narración: Adan Vicente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*