Lección 13 | Lunes 23 de septiembre del 2019 | Servicios diferentes | Escuela Sabática Jóvenes

LUNES 23 SEPTIEMBRE
SERVICIOS DIFERENTES
Testimonio | Rom. 1:21; Heb. 10:26,27; 1 Juan 3:17-24
“Dios escogió a Israel para que revelase su carácter a los hombres. Deseaba que fuesen como manantiales de salvación en el mundo. Se les encomendaron los oráculos del cielo, la revelación de la voluntad de Dios. En los primeros días de Israel, las naciones del mundo, por causa de sus prácticas corruptas, habían perdido el conocimiento de Dios. Una vez le habían conocido: pero por cuanto ‘no le glorificaron como a Dios, ni dieron gracias: […] el necio corazón de ellos fue entenebrecido’ (Rom. 1:21). Sin embargo, en su misericordia, Dios no las borró de la existencia. Se proponía darles una oportunidad de volver a conocerle por medio de su pueblo escogido.
“Pero el pueblo de Israel perdió de vista sus grandes privilegios como representante de Dios. Olvidaron a Dios, y dejaron de cumplir su santa misión. Las bendiciones que recibieron no proporcionaron bendición al mundo. Se apropiaron ellos de todas sus ventajas para su propia glorificación. Se aislaron del mundo con el fin de rehuir la tentación. Las restricciones que Dios había impuesto a su asociación con los idólatras para impedir que se conformasen a las prácticas de los paganos, las usaban para edificar una muralla de separación entre ellos y todas las demás naciones. Privaron a Dios del servicio que requería de ellos, y privaron a sus semejantes de dirección religiosa y de un ejemplo santo.
“Los sacerdotes y gobernantes se estancaron en una rutina de ceremonias. Estaban satisfechos con una religión legal, y era imposible para ellos dar a otros las verdades vivientes del cielo. Consideraban cabalmente suficiente su propia justicia, y no deseaban que un nuevo elemento se Introdujera en su religión. No aceptaban la buena voluntad de Dios para con los hombres como algo independiente de ellos mismos, sino que la relacionaban con sus propios méritos debidos a sus buenas obras. La fe que obra por el amor y purifica el alma no podía unirse con la religión de los fariseos, hecha de ceremonias y de mandamientos de hombres.
“En cuanto a Israel, Dios declara: ‘Y yo te planté de buen viñedo, simiente verdadera toda ella: ¿cómo pues te me has tornado sarmientos de vid extraña?’ (Jer. 2:21). ‘Es Israel una frondosa viña, haciendo fruto para sí’ (Ose. 10:1). ‘Ahora pues, vecinos de Jerusalén y varones de Judá, juzguen ahora entre mí y mi viña. ¿Qué más se había de hacer a mi viña, que yo no haya hecho en ella? ¿Cómo, esperando yo que llevase uvas, he llevado uvas silvestres?’
Al investigar, ¿llegará Dios a la misma conclusión sobre nosotros?
‘Los hechos de los apóstoles, pp. 12-14
PARA PENSAR Y DEBATIR:
¿Qué similitudes hay entre los fariseos de Israel y la iglesia hoy, en cuanto a la misión?
=============================
ESCUELA SABÁTICA PARA JÓVENES
Lectura del folleto Joven
Lección 13: Para el 28 de septiembre del 2019
UNA COMUNIDAD DE SIERVOS
Tercer Trimestre 2019 – Servir a los necesitados
Narración: Adan Vicente

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*