Lección 13 | Jueves 26 de septiembre del 2019 | Un Dios, un pueblo | Escuela Sabática Jóvenes

JUEVES 26 SEPTIEMBRE
UN DIOS. UN PUEBLO
Opinión | Rom. 12:3,6
La música me fascina. Cuando se la ejecuta bien, distintos instrumentos pueden tocar juntos, cada uno siguiendo diferentes notas musicales pero formando un sonido armonioso. Cada músico toca su parte y lo hace bien, y eso resulta en un sonido glorioso. En el funcionamiento de una orquesta podemos ver y entender el funcionamiento de la iglesia. Cada músico debe tocar su parte para que la obra suene de la manera en que el compositor quería que sonara. Así, cada miembro de la iglesia debe tener una parte en el funcionamiento de la iglesia.
Para que la iglesia tenga un impacto positivo en el servicio a quienes nos rodean, así como hizo Jesús cuando estuvo en esta Tierra, debemos estar unidos en él; debemos trabajar “como un solo hombre”. En la orquesta, cada músico tiene habilidades: algunos pueden tocar el violín, otros el violonchelo, otros la flauta. Así, nosotros en la iglesia tenemos diferentes habilidades: enseñar, profetizar, hablar con sabiduría y conocimiento, sanar y hablar en idiomas. Debemos usar nuestros dones y habilidades en armonía mutua (1 Cor. 12:4). Debemos trabajar como una máquina bien aceitada; cada miembro debe funcionar de manera óptima para que la iglesia sea tan efectiva como lo fue Jesús en su ministerio aquí en la Tierra.
Volvamos a la orquesta. Todos los músicos están tocando la misma canción, pero distintas partes. Incluso la parte más pequeña, como el tintineo del triángulo, trae una dulzura al sonido general. Así también, todos los miembros de la iglesia deben tener el mismo objetivo, aunque lleven a cabo distintas funciones. También debemos tener en cuenta que cada función, sin im portar lo pequeña o insignificante que te parezca, es necesaria para que la iglesia represente adecuadamente a Cristo ante este mundo moribundo.
También es importante recordar animar a nuestros hermanos y hermanas. El servicio a Dios no es siempre como una sopa instantánea, donde pones tres minutos de trabajo y obtienes resultados. A veces es como aprender a tocar un instrumento: tienes que invertir tiempo y esfuerzo para obtener resultados. No te desanimes cuando no veas efectos inmediatos en los esfuerzos de tu servicio. Dios nos recuerda que no nos cansemos de hacer el bien (Gál. 6:9). Cuando vemos a nuestros hermanos y hermanas perdiendo la fe, debemos animarlos con amor a permanecer en el camino (Heb. 10:24). Recuerda que Jesús es fiel a sus promesas, y si continuamos haciendo sus buenas obras, cosecharemos lo que sembremos (Gál. 6:9; Heb. 10:23).
PARA PENSAR Y DEBATIR:
¿Sabes cuáles son tus dones o talentos, y los estás usando de la mejor manera que puedes como un miembro de la comunidad de siervos de Cristo?
¿Qué puedes hacer para animar a quienes parecen estar perdiendo la fe?
=============================
ESCUELA SABÁTICA PARA JÓVENES
Lectura del folleto Joven
Lección 13: Para el 28 de septiembre del 2019
UNA COMUNIDAD DE SIERVOS
Tercer Trimestre 2019 – Servir a los necesitados
Narración: Adan Vicente

Loading...
Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*