Lección 12 | Martes 17 de septiembre del 2019 | La causa | Escuela Sabática Jóvenes

MARTES 17 SEPTIEMBRE
LA CAUSA
Testimonio | Prov. 31:8,9
“Entre todos aquellos cuyas necesidades demandan nuestro Interés, las viudas y los huérfanos tienen el mayor derecho a nuestra tierna simpatía y cuidado.
“¿Y cómo provee lo necesario el Señor para estos acongojados? […] Obra un milagro en los corazones humanos. Ahuyenta el egoísmo del alma; destapa la fuente de la benevolencia. Pone a prueba el amor de sus profesos seguidores al confiarles los afligidos y angustiados, los pobres y los huérfanos […] Cada acto de bondad hecho a ellos en el nombre de Jesús es aceptado por él como si hubiera sido hecho a él mismo, pues Identifica sus Intereses con los de la humanidad doliente, y ha confiado a su iglesia la gran obra de socorrer a Jesús al ayudar y bendecir a los necesitados y dolientes. La bendición del Señor descansará sobre todos los que los ayuden con corazones dispuestos”.’
“Pero los que no reconocen los requerimientos de Dios no son los únicos que están en angustia y necesidad de ayuda. En el mundo actual, donde predominan el egoísmo, la codicia y la opresión, muchos de los verdaderos hijos de Dios están en necesidad y aflicción. En los lugares humildes y miserables, rodeados por la pobreza, enfermedad y culpa, muchos están soportando pacientemente su propia carga de dolor, y tratando de consolar a los desesperanzados y pecadores que los rodean. Muchos de ellos son casi desconocidos para las Iglesias y los ministros; pero son luces del Señor que resplandecen en medio de las tinieblas. El Señor los cuida en forma especial, e invita a su pueblo a ser su mano ayudadora para aliviar sus necesidades. Doquiera que haya una iglesia, debe prestarse atención especial a la búsqueda de esta clase de gente y atenderla”.2
“En un sentido especial, Cristo ha confiado a su Iglesia el deber de atender a los miembros necesitados. Permite que sus pobres se encuentren en el seno de cada iglesia. Siempre han de estar con nosotros, y Cristo encarga a los miembros de iglesia una responsabilidad personal en lo que respecta a cuidar de ellos. Así como los miembros de una familia fiel cuidan unos de otros, atendiendo a los enfermos, soportando a los débiles, enseñando a quienes no saben, educando a los inexpertos, así también los de la ‘familia de la fe’ han de cuidar de sus necesitados y desvalidos. De ninguna manera han de desentenderse de ellos”.3
‘ El ministerio de la bondad, p. 224. |2 Consejos sobre la salud, p 14 |3 El ministerio de la bondad, p. 186.
PARA PENSAR Y DEBATIR:
Dios nos pide que tomemos la causa de los pobres, las viudas o los huérfanos. ¿Por qué nos pide esto? ¿Qué tiene que ver con nuestra relación con él?
¿A quién le ha dado Dios la tarea de cuidar de los necesitados? ¿A la iglesia o a las personas individuales? ¿Por qué?
=============================
ESCUELA SABÁTICA PARA JÓVENES
Lectura del folleto Joven
Lección 12: Para el 21 de septiembre del 2019
AMAR LA MISERICORDIA
Tercer Trimestre 2019 – Servir a los necesitados
Narración: Adan Vicente

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*