Bosquejo | Lección 8 | Dios y el pacto | Escuela Sabática Pr. Edison Choque

Bosquejo de la Lección 8 4trim2019

Un pacto es un acuerdo entre dos partes basado en promesas hechas por una o ambas partes.
Hay dos métodos básicos por los cuales un pacto puede funcionar.
El primer método es cuando las partes del pacto acuerdan los términos de la relación y hacen promesas mutuas. Ese sería el caso en un matrimonio.

En el segundo método, una parte inicia el pacto, estipula tanto las promesas como las condiciones, y la otra parte está invitada a participar.
En el caso del pacto con Dios, El mismo establece las promesas en cuanto a las condiciones, y nos invita a participar.
Solo Él puede especificar el camino y las condiciones de salvación.
Estudiaremos en la lección de la Escuela Sabática de esta semana el tema del Pacto, basado en el capítulo 10 del libro de Nehemías.
El propósito de la lección de esta semana es mostrar la importancia de hacer un pacto con Dios.
Bienvenidos al bosquejo de la lección de la Escuela Sabática, estamos octava lección que tiene como titulo:
Dios y el pacto
Nos centraremos en dos temas:
1. El significado y elementos del pacto.
2. Reformas y promesas.

I. El significado y elementos del pacto.

Nehemías 10:29 dice que “Se reunieron con sus hermanos y sus principales, para declarar y jurar que andarían en la ley de Dios”
En otras palabras, todos estaban ansiosos por entrar en un pacto con Dios.
La pregunta es, ¿por qué era tan importante establecer un pacto?
La respuesta es muy simple, porque la única forma de detener el pecado era establecer un pacto con un ser superior que tiene el poder y la autoridad para vencer el mal.
Los seres humanos nunca podrían solos evitar la fuerza destructiva del pecado.
Se necesitaba un poder superior.

La Biblia habla de siete pactos importantes:
Dios primero hizo un trato con: Adán, luego Noé, Abraham, Moisés, Finees, David, y también hizo un nuevo pacto con su pueblo.

Si analizamos estos diferentes pactos en la Biblia, nos damos cuenta de que existe un acuerdo, un pacto: y ese pacto era salvar al hombre por su gracia.
Aunque se mencionan varios pactos en la Biblia, todos ellos surgen del “pacto eterno” (Hebreos 13:20).

La palabra “pacto” aparece en las Escrituras muchas veces: en el Antiguo Testamento 275 veces y en el Nuevo Testamento 33 veces.
Usualmente tiene que ver con la relación entre el hombre y Dios, aunque la Biblia también registra pactos hechos entre los seres humanos.

Elementos del pacto

1. El primer elemento de un pacto es: el preámbulo.
En esa parte se identifica el ser con mas autoridad.
Éxodo 20 comienza diciendo: “Yo soy Jehová, tu Dios”.
2. El segundo elemento es el Prólogo histórico.
En este segundo elemento, el rey superior define los términos de su comportamiento con la nación inferior, Ex 20: 2: 3.) Las estipulaciones del pacto.
3. El tercer elemento era el conjunto de reglas o leyes que explicaban y estructuraban la relación entre el rey y sus vasallos. Éxodo 20:3 “No tendrás dioses ajenos delante de mí”.

4. Sanciones, bendiciones y maldiciones.
Era una lista de beneficios que las naciones recibirían por su obediencia y también los castigos que recibirían por la desobediencia. Ex 20: 5-6

5. Señal del pacto.
Por lo general, se establecía un pacto con por lo menos un símbolo. Para las personas casadas, el notario emite un certificado de matrimonio. El documento no es el pacto, sino un indicador de que la persona está comprometida con el pacto.

II. Reformas y promesas.
El pueblo de Judá se comprometió solemne y públicamente a obedecer la ley de Dios. Nehemías 10:29
Decidieron caminar en la ley de Dios en tres áreas:

(1) No daremos a nuestras hijas como esposas a los pueblos de la tierra, ni tomaremos a sus hijas para nuestros hijos. Nehemías 10:30

(2) Si la gente de la tierra trajeren bienes o granos para vendernos el sábado, no les compraremos a ellos. Nehemías 10:31

(3) Traeremos nuestros diezmos y ofrendas; Y cada séptimo año renunciaremos a los productos de la tierra, dejándola descansar, y no cobraremos deudas pendientes. Nehemías 10:31

Aplicaciones:

Esta alianza tiene principios que son importantes para nosotros hoy.
Nuestras relaciones con Dios van más allá del cuidado de la iglesia y las devociones regulares. También afecta nuestras relaciones (v.30), nuestro tiempo (v. 31) y nuestros recursos materiales (32-39).
Cuando eliges seguir a Dios, prometes seguirlo de esta manera.
Los israelitas habían fallado en su compromiso original.
Debemos cumplir nuestras promesas a Dios en tiempos de adversidad, así como en tiempos de prosperidad.

Salmo 89:34
“No olvidaré mi pacto, no mudaré lo que ha salido de mis labios”
Dios no falla el pacto, y nos invita a aceptar la propuesta y ser beneficiados por su bendición.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*