Bosquejo | Lección 1 | De la lectura a la comprensión | Escuela Sabática Pr. Edison Choque

Bosquejo 1

El libro de Daniel comienza en las cenizas del exilio, y concluye con la gloria de la resurrección.
Un asunto resuena a través de todo el libro, es que a pesar de los poderes malignos que se oponen a Dios y persiguen a su pueblo. Dios se levanta como Soberano sobre los reinos del mundo y cuida a su pueblo hasta la victoria final.

Bienvenidos al bosquejo de la lección de la Escuela Sabática, estamos en la lección numero uno, que tiene como titulo:
“De la lectura a la comprensión”

Enfatizaremos tres elementos para el estudio del libro de Daniel.
1. La estructura del libro.
2. La interpretación del libro.
3. La relevancia actual del libro.

I. Unidad estructural y literaria.

En el libro de Daniel encontramos una estructura que se caracteriza por dos elementos: 1. La repetición
2. La expansión
Por ejemplo, los capítulos 2, 7, 8, 10 y 12 son una cadena progresiva de recapitulaciones y expansiones.

En otras palabras el autor nos lleva de una secuencia de eventos del principio al final y luego regresa al comienzo para describirlos de nuevo, esta vez con términos diferentes o desde otra perspectiva.

Uno podría comparar la estructura del libro de Daniel con una escalera en espiral, que gira siempre alrededor del mismo punto central, pero elevándose cada vez más alto.

Es importante mencionar que el libro comienza en hebreo (1:1-2:4a), continúa en arameo (2:4b-7) y concluye en hebreo (8-12).
Las historias y las profecías registradas en el libro de Daniel, no deberían ser entendidas como hilos independientes, ellas se entrelazan mutuamente en una unidad estrecha.
Por ejemplo, la toma los vasos del Templo de Jerusalén por Nabucodonosor, y posteriormente la profanación de esos utensilios por Belsasar, señalan las actividades arrogantes del cuerno pequeño en los capítulos 7 y 8.

II. Interpretación del libro

A través de la historia, las profecías de Daniel se han comprendido desde por lo menos cuatro perspectivas:
Preterismo,
Futurismo, idealismo e historicismo.

1. El preterismo considera los eventos proféticos como ya cumplidos.

2. El futurismo cree que las profecías de Daniel se cumplirán literalmente en un período escatológico (tiempo del fin).

3. El idealismo entiende los eventos proféticos como verdades sin referencia al tiempo y sin referentes históricos específicos.

4. El historicismo reconoce que el cumplimiento de las profecías de Daniel ocurre dentro del flujo de la historia, desde el tiempo de Daniel hasta el establecimiento del Reino de Dios.
Los Adventistas del Séptimo Día han adoptado el enfoque historicista, porque un estudio cuidadoso ha validado el hecho de que el concepto historicista fluye naturalmente del libro de Daniel.
Vamos mencionar tres ejemplos:
1. El ángel intérprete en Daniel usó este método para explicar el significado de las visiones del profeta.
En un sueño, se le informa que el sueño del rey en Daniel 2 representa cuatro reinos que surgirán en la historia humana antes de que se establezca el Reino de Dios (Daniel 2:36-45).

2. Un segundo ejemplos es que el propio Jesús entendió Daniel 9:26 y 27
desde una perspectiva historicista al referirse a la destrucción futura de Jerusalén en el año 70 d.C. (Luc. 21:20-22)

3. Un tercer ejemplo es Pablo, quien mencionó una sucesión de eventos proféticos que habían de cumplirse en la historia antes de la segunda venida de Cristo (2 Tes. 2:1-12).

Un elemento crucial de interpretación dentro del enfoque historicista es el principio día por año.

III. La relevancia actual del libro.

Podemos mencionar por lo menos dos asuntos relevantes para nuestro tiempo:
1. Dios esta al control de la historia.
Para comprender el libro de Daniel, debemos saber que en cada pagina del libro de Daniel, Dios se muestra en el control.
Al comienzo del libro, él entrega Jerusalén a Nabucodonosor; pero al final, él levanta a su pueblo de los muertos.
En el horno ardiente y en la cueva de los leones, Dios mismo los acompaña.
Establece reyes y los quita, revelando así su plan para establecer su Reino eterno.

2. La importancia del remanente.
Finalmente, el libro de Daniel subraya el privilegio y la responsabilidad del pueblo remanente que llevaría un mensaje especial a toda nación, tribu, lengua y pueblo (Apoc. 10:11; 14:6)”.
En gran medida, nuestra identidad, mensaje y misión están cimentados en el mensaje profético de Daniel.

Aplicaciones:

Al recorrer las paginas del libro de Daniel, Nos encontraremos con personas que oran, reyes arrogantes, animales híbridos, cuernos que hablan y ángeles brillantes. Pero, por encima de cada personaje y cada profecía, se encuentra el Soberano todopoderoso del Universo, quien es el centro del libro.
Un día nos encontraremos con él cara a cara, con aquel que permanece con nosotros en la vida y en la muerte: ¡Miguel, nuestro Príncipe!

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*