Lección 5 | Martes 30 de julio del 2019 | Un Dios vengativo | Escuela Sabática Jóvenes

MARTES 30 JULIO
UN DIOS VENGATIVO
Evidencia: Salmo 94
A la mayoría de las personas no les gusta la idea de un Dios vengativo. El temor a un dios temerario e iracundo es lo que hacía que los marineros de antaño temblaran ante la posibilidad de ser destruidos en las fuertes olas del océano. Algunos, hasta el día de hoy, tienen imágenes de un poderoso anciano listo para lanzar rayos. Muchos favorecen la imagen más gentil de Dios descrita en Salmo 103:8: “El Señor es clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor”. Ciertamente esto describe a Dios; y su amor, sin duda alguna, es para todos. Esto es especialmente cierto para quienes han sido desposeídos y arrebatados de sus hogares, han recibido trato injusto o no tienen apoyo.
Por otro lado, el Salmo 94:1 proclama: “Señor, Dios de las venganzas; Dios de las venganzas, ¡manifiéstate!” En este capítulo contundente, el salmista se hace eco de las preocupaciones de muchos al escuchar noticias sobre las atrocidades realizadas a aquellos por los cuales Dios se preocupa. “¿Dónde está?”, “¿Cuándo se manifestará?”, “¿Por qué guarda silencio?” Podríamos sentirnos tentados a clamar con frustración junto a los burladores: “El Señor no ve; el Dios de Jacob no se da cuenta” (Sal. 94:7). Pero Dios ve.
Este mundo está lleno de gente herida que está hiriendo a otras personas. La gracia de Dios es para todos. De hecho, Dios ha levantado a su iglesia para que traiga justicia a los oprimidos. “Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras. No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca” (Heb. 10:24,25).
Quienes experimentan dolor y necesidad increíbles a menudo están más cerca de lo que imaginas. Hace poco lideré a un grupo de estudiantes a ayudar a refugiados sirios. Los alumnos de nuestro colegio adventista quedaron atónitos al ver lo cerca que vivían los refugiados de su escuela. El pueblo de Dios debe buscar a los dolidos, no esperar a que ellos los encuentren (Luc. 15:3-7). Muchos no nos oponemos a esta idea, pero nos falta conocimiento sobre cómo encontrarlos o reconocerlos. Como iglesia tenemos un llamado, un mensaje y una identidad especiales que no deberíamos comprometer. Pero esto no significa que no podamos ser amigos de personas de otras confesiones religiosas. Busca sacerdotes budistas, imanes musulmanes, y pastores cristianos, y pregúntales si tienen miembros que necesiten amor tangible, que se demuestre en acciones. Luego, comparte nuestro mensaje adventista de amor con toda la comunidad, por medio de tu servicio.

PARA PENSAR Y DEBATIR
En el Salmo 94:12, Dios brinda a su pueblo la solución para tratar con la injusticia. ¿Qué tiene que ver la Ley de Dios con la justicia para los huérfanos y las viudas?
¿Cómo podría la Iglesia buscar justicia para los oprimidos y seguir manteniendo en alto la separación de Iglesia y Estado?
=============================
ESCUELA SABÁTICA PARA JÓVENES
Lectura del folleto Joven
Lección 5: Para el 3 de agosto de 2019
EL CLAMOR DE LOS PROFETAS
Tercer Trimestre 2019 – Servir a los necesitados
Narración: Adan Vicente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*