Lección 5 | Martes 30 de julio del 2019 | Miqueas | Escuela Sabática para Adultos

Martes 30 de julio
MIQUEAS
“Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios” (Miq. 6:8). ¿De qué manera puedes hacer realidad estas palabras en este momento?
Miqueas 6:8 quizá sea uno de los textos más conocidos de las Escrituras. Sin embargo, como muchos de los versículos que convertimos en lemas o eslóganes, probablemente estemos menos familiarizados con el contexto del versículo de lo que imaginamos.
Lee Miqueas 2:8 al 11 y 3:8 al 12. ¿Qué hacían las personas que Miqueas condenó?
Con el reinado de Acaz como rey de Judá, el pueblo de Dios bajó un escalón más en la historia y la espiritualidad de su nación. La idolatría y sus diversas prácticas nefastas aumentaban. Al mismo tiempo, como también señalaron otros profetas de la época, los pobres seguían siendo explotados y atacados.
Miqueas, al igual que sus colegas contemporáneos, es un profeta de condenación. Los primeros tres capítulos casi en su totalidad expresan la ira y el dolor de Dios por el mal que su pueblo había cometido, así como la destrucción que se avecinaba.
Pero Dios no había abandonado a su pueblo. Hasta las voces estridentes y los duros mensajes de los profetas eran una indicación del constante interés de Dios por su pueblo. Les dio advertencias a causa de su amor y cuidado por ellos. Anhelaba perdonarlos y restaurarlos. Su enojo no duraría para siempre (ver Miq. 7:18-20).
Ese es el contexto de la conocida “fórmula”: hacer justicia, amar misericordia, y humillarnos ante Dios. Puede sonar sencillo, pero vivir esa fe en forma práctica es mucho más difícil, especialmente cuando hacerlo parece no estar en sintonía con la sociedad que nos rodea. Cuando los demás se benefician de la injusticia, se burlan de la misericordia y se manejan con orgullo, hacer justicia, amar misericordia, y humillarse ante Dios requieren coraje y perseverancia. Sin embargo, no hacemos esto solos; cuando actuamos de esta manera, andamos con nuestro Dios.
¿Cuál es la conexión entre hacer justicia, amar misericordia, y humillarnos ante Dios?
=============================
LECCIÓN DE ESCUELA SABÁTICA
Lectura del Folleto de Adultos
Lección 5: Para el 3 de agosto de 2019
EL CLAMOR DE LOS PROFETAS
Tercer Trimestre 2019 – Servir a los necesitados
“Uno de estos mis hermanos más pequeños”
Narración: Carlos Martín

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*