Lección 13 | Miércoles 25 de septiembre del 2019 | La gracia en la iglesia | Escuela Sabática Adultos

Miércoles 25 de septiembre
LA GRACIA EN LA IGLESIA
Al comienzo del libro de Job, Dios señala a Job y su fidelidad hacia él como una demostración de la bondad de los caminos de Dios y de su trato con la humanidad caída (ver Job 1:8). Es asombroso que Dios permita que su reputación dependa de cómo vive su pueblo en esta Tierra. Pero Pablo expandió esta fe que Dios tiene en algunos de sus “santos” e incluyó a la comunidad de la iglesia: “El fin de todo esto es que la sabiduría de Dios, en toda su diversidad, se dé a conocer ahora, por medio de la iglesia, a los poderes y autoridades en las regiones celestiales” (Efe. 3:10, NVI).
Lee Efesios 2:19. ¿Qué crees que abarca la idea de describir a la comunidad de la iglesia como la “familia” de Dios? ¿Cómo debiera influir esta descripción en el funcionamiento de la iglesia organizada?
En cualquier comunidad u organización, la forma en que esa entidad trata a sus miembros refleja los valores fundamentales del grupo. Como casa de Dios, cuerpo de Cristo y comunidad del Espíritu, los dos llamados supremos que tiene la iglesia es llevar esto a la práctica y estar a la altura de ello: “Pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos” (1 Cor. 14:33).
Los valores de la justicia, la gracia y el amor deben regir todo lo que sucede dentro de la iglesia. Desde la comunidad de la iglesia local hasta la organización mundial de la iglesia, estos principios deben guiar a los dirigentes de la iglesia en su forma de liderar, de tomar decisiones y de preocuparse por cada “uno de estos mis hermanos más pequeños” entre la comunidad eclesiástica. También deben guiarnos para resolver las disputas que surgen de tanto en tanto entre los miembros. Si no podemos tratar a los nuestros con justicia y dignidad, ¿cómo haremos eso con los demás?
Cuando la organización de la iglesia contrata gente, debe ser una empleadora generosa, valorar a las personas antes que cualquier otra consideración, y actuar en contra del trato injusto de los miembros. Las iglesias deben ser lugares seguros, donde todos los miembros de iglesia hagan lo posible para proteger a los vulnerables. Y, como vimos en la iglesia primitiva, los miembros de la comunidad de la iglesia deben estar especialmente preparados para dar y apoyar a la “familia” de su iglesia que está sufriendo o pasando necesidad.
Jesús lo dio como una orden al decir que esto no solo transformaría a la comunidad de la fe, sino también demostraría la realidad de su fe a los que observen: “Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros” (Juan 13:34, 35).
=============================
LECCIÓN DE ESCUELA SABÁTICA
Lectura del Folleto de Adultos
Lección 13: Para el 28 de septiembre de 2019
UNA COMUNIDAD DE SIERVOS
Tercer Trimestre 2019 – Servir a los necesitados
“Uno de estos mis hermanos más pequeños”
Narración: Carlos Martín

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*