Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática PowerPoint

No puedes descansar completamente en Cristo cuando sabes que estás haciendo algo contrario a su voluntad.
Jonás es un ejemplo de alguien que alternó entre el descanso y la ansiedad. Descansaba en Dios, hasta el día en que Él le pidió predicar a sus enemigos.
No encontró descanso en su huida, sino el profundo abismo. Cumplida su misión, no descansó, sino que llegó a enojarse por algo tan nimio como una calabacera. ¿Encontró Jonás, al final, el descanso?

“Y Jonás se levantó para huir de la presencia de Jehová a Tarsis, y descendió a Jope, y halló una nave que partía para Tarsis; y pagando su pasaje, entró en ella para irse con ellos a Tarsis, lejos de la presencia de Jehová” (Jonás 1:3)

Cortesía: https://www.fustero.es/

DESCARGAR



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*