Bosquejo | Lección 7 | Jesús y los necesitados | Escuela Sabática Pr. Edison Choque

En su libro, “Quien es este hombre”: John Orberg cuenta la historia de un padre Belga que trabajó y vivió en Hawái en el siglo 19 y que decidió crear un local en que los leprosos podían sentirse felices y recibir amor y asistencia.

Todas las semanas el acostumbraba a decirles: “Leprosos, Dios los ama”

Hasta que un día el se levantó y dijo: “Leprosos, Dios nos ama”

El se tornó leproso y un tiempo después el murió de lepra.

Jesús experimentó lo peor de la injusticia humana, la tortura y la brutalidad; fue dejado con el cuerpo terriblemente desfigurado.

Jesús conoce la injusticia y el sufrimiento.

El propósito de la lección de esta semana es reconocer la verdadera naturaleza del ministerio de Jesús en esta tierra, conocer su misión con los pobres y los oprimidos.

Bienvenidos al bosquejo de la lección de la Escuela Sabática, estamos en la lección 7, que tiene como titulo:
Jesús y los necesitados.

Abordaremos dos asuntos en el bosquejo de esta semana:

1. La misión de Jesús

2. La compasión de Jesús

I. La misión de Jesús

La descripción favorita de Jesús de sí mismo era “Hijo del hombre”

En los cuatro evangelios es usada la expresión: “Hijo del hombre” 80 veces.

Jesús se identifica de esta manera con la raza humana.

El milagro de su encarnación cataliza todas nuestras relaciones y nuestro llamado a amar a otros.

La expresión de Mateo 1:23, “Dios con nosotros”, es una verdad que incluye a todos, especialmente al que sufre.

Dios está en el silencio de una madre que tiene a su hijo infectado con un virus que terminará con ambas vidas.

Dios está en los clamores que se escuchan bajo el rugido de la guerra.

Dios está allí en el llanto de aquellos niños con hambre.

Dios está allí.

El capitulo 4 de Lucas describe la misión de Jesús, que fue profetizada por el profeta Isaías en el capitulo 61

“El Espíritu del Señor es sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas á los pobres: Me ha enviado para sanar á los quebrantados de corazón; Para pregonar á los cautivos libertad, Y á los ciegos vista; Para poner en libertad á los quebrantados” (Lucas 4:18)

En las descripciones que tenemos del Reino de Jesús, los pobres y los oprimidos son liberados, “colmados” y exaltados.

Dios favorece a los pobres y a los vulnerables, pero ama a todos por igual.

II. La compasión de Jesús.

Hebreos 4:15 : “Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado”
La palabra clave aquí es: compasión
Toda obra buena, desprovista de verdadera compasión, no tiene sentido para Dios.
La compasión de Jesús, lo llevó a tocar y sanar a los intocables, estuvo junto a los vulnerables, y se identificó con los ignorados.
Él cruzó los limites de la cultura, la raza y el genero.
En esta semana estudiamos acerca de la purificación del templo, y aprendimos que en los adoradores de aquellos días no había mas amor, el interés mayor era económico.
Tal vez por esta razón es que Jesús echó a los negociantes del templo, para reabrir el camino para la gente común y los necesitados.
La máxima expresión de compasión fue la cruz.

Filipenses 2:7,8
Dice que “Jesús tomó forma de siervo; se humilló, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”

Aplicaciones:

1. No podemos alabar y agradecer a Dios por “estar con nosotros” apenas,
Debemos sentirnos atraídos también a “estar con” los que sufren.
Esto significa también: “Dios con nosotros”

2. Por otro lado debemos vigilar para que nuestros templos nunca se tornen lugares donde las ambiciones y los intereses personales estén por encima de Dios y del cuidado por los demás.

La iglesia debe ser un centro de cuidado de personas.

3. No es nuestra compasión la que requiere Dios, es la compasión de Cristo en nosotros que nos transforma y nos torna mas significativos para los demás.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*