Bosquejo | Lección 5 | Palabras sabias para las familias | Escuela Sabática Pr. Edison Choque

Bosquejo 5

Salomón, el hombre más sabio que jamás vivió, menciona mas de 50 veces el valor de la sabiduría:

Tres ejemplos:

Prov. 3: 13: «Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría y obtiene la inteligencia»

Prov. 4: 7: “Sobre todo lo que posees, ¡adquiere inteligencia!» (Prov. 4: 7).

Prov. 3:18: La sabiduría es un árbol de vida para los que echan mano de ella; ¡dichosos los que no la sueltan!»

Al igual que Salomón, podemos pedirle a Dios: «Dame sabiduría y conocimiento»

Especialmente para decisiones que afectaran dramáticamente nuestra vida:

Bienvenidos al bosquejo de la lección de la Escuela Sabática, estamos en la lección 5 que tiene como titulo:

Consejos para la familia.

Veremos tres asuntos en la lección de esta semana:

Sabiduría para elegir la mujer adecuada.

Sabiduría para corregir a los hijos

Sabiduría para vivir

Sabiduría para elegir a la mujer adecuada.

Un hombre sabio elegirá cuidadosamente a la mujer con la que se casará.

Por supuesto que una mujer sabia también eligirá correctamente a la persona con quien pasará el resto de su vida.

En el libro de Proverbios encontramos una de las representaciones bíblicas más extensas y mejor conocidas de lo que es una mujer piadosa.

Proverbios 19:14 «“De Jehová [es] la mujer prudente”.

Proverbios 31:11 “El corazón de su marido está en ella confiado”.

Proverbios 31:26-28 “Abre su boca con sabiduría. Considera los caminos de su casa, y no come el pan de balde”

Proverbios 31:30 “Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, esa será alabada”

Entonces antes de tomar la decisión de unirse a una persona por el resto de la vida, deberían hacerse las siguientes preguntas:

¿Me ayudará esta unión en mi camino hacia el cielo?

¿Aumentará mi amor por Dios y ampliará mi esfera de utilidad en esta vida?

Si estas preguntas no presentan inconvenientes, entonces adelante, avance en el temor de Dios.

Sabiduría para corregir a los hijos

Cuando se trata de los hijos, es necesario practicar una disciplina sabia y provechosa, y también una orientación permanente y equilibrada.

En 1 Tesalonicenses. 2: 11-12 el apóstol Pablo nos enseña como ejercer la disciplina:

Debemos exhortar, que es el acto de dar consejos adecuados y también advertencias claras sobre los peligros que pueden enfrentar nuestros hijos.

Debemos consolar, que significa calmarlos, confortarlos y animarlos; y

Debemos darles responsabilidades, lo que significa darles instrucciones o mandatos.

Provérbios 13:24 “Quienes no emplean la vara de disciplina odian a sus hijos. Los que en verdad aman a sus hijos se preocupan lo suficiente para disciplinarlos”.

Es importante entender la diferencia entre castigar y disciplinar.

El castigo físico abusivo tiene algunas características:

Es inclemente e irracionalmente doloroso.

Es un trato que hace sentir al niño avergonzado o menospreciado, ya sea en publico o en privado, no produce cambios positivos.

El castigo físico es abusivo menoscaba el respeto propio del niño, rebaja los sentimientos positivos que tiene sobre sí mismo.

El castigo abusivo aleja al niño de Dios y su familia.

La disciplina, por el contrario, es un proceso de enseñanza que conduce a la prevención o la resolución de conflictos.

Sabiduría para vivir

El libro de Proverbios es una colección de gemas de sabiduría que de vez en cuando contienen su carga de humor.

(Prov. 11: 22).
«Como zarcillo de oro en el hocico de un cerdo es la mujer hermosa pero falta de sentido»

Hablando del hombre dice:

«Como el carbón para las brasas y la leña para el fuego es el hombre pendenciero para encender contienda» (Prov. 26: 21).

Salomón ilustra la paz en la familia cuando dice:

«Mejor comer pan duro donde reina la paz, que vivir en una casa llena de banquetes donde hay peleas» (Prov. 17: 1).

Toda familia hará bien en pasar tiempo estudiando y practicando estos sabios proverbios que enriquecerán su hogar y alegrarán su corazón.

Aplicaciones:

El ejemplo es la influencia significativa mas importante en la familia.

La mejor forma de transformar hábitos y costumbres destructivas en la familia es colocando a Dios en primer lugar.

El culto familiar, la oración y la lectura diaria de la biblia son los principales catalizadores del crecimiento espiritual.

El mismo Dios que otorgó Sabiduría a Salomón, esta dispuesto a derramar sus bendiciones y sabiduría a aquellos que lo pidan.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*