PDF | Introducción | Jeremías | Escuela Sabática | Cuarto trimestre 2015


PDF | Introducción | Jeremías | Escuela Sabática | Cuarto trimestre 2015 from jespadill

Descargar 1

MI-YITTAN

El hebreo bíblico, como la mayoría de las lenguas, está salpicado de ex- presiones idiomáticas, palabras o frases que significan algo diferente de lo que parecen decir. Un ejemplo es mi-yittan, término compuesto por dos palabras hebreas: mi, que es la interrogación “¿quién?”; y yittan, que significa “daré”. De este modo, queda: “¿quién dará?” En la Biblia hebrea, esta frase expresa la idea de un deseo, un anhelo, algo que se desea con ansias. Por ejemplo, después de que escaparon de Egipto, los hijos de Israel, frente a los desafíos del desierto, exclamaron: “Ojalá hubiéramos muerto por mano de Jehová en la tierra de Egipto” (Éxo. 16:3). La expresión “ojalá” proviene de mi-yittan. En el Salmo 14:7, David exclama: “¡Oh, que de Sion saliera la salvación!” El hebreo no dice “Oh”, sino mi-yittan. En Job 6:8, cuando Job exclama: “¡Ah, si Dios me concediera lo que le pido!” (NVI), “Ah” viene de mi-yittan. La expresión aparece otra vez en Deuteronomio 5:29. Repasando las provi- dencias de Dios en la historia, Moisés les recuerda a los hijos de Israel su pedido de que él, Moisés, hablara con Dios en nombre de ellos, para que no murieran. Según Moisés, Dios se complació en su pedido, y les dijo: “¡Ojalá su corazón esté siempre dispuesto a temerme y a cumplir todos mis mandamientos!” (NVI). La palabra “ojalá” es la traducción de mi-yittan. ¡Increíble! Aquí está Dios –el Dios creador, el que hizo el espacio, el tiempo y la materia, el que sopló en Adán el aliento de vida− expresando una frase generalmente asociada con las debilidades y las limitaciones de la humanidad. Qué decir acerca de la realidad del libre albedrío. Qué decir de los límites de lo que Dios puede hacer en medio de la gran controversia. Este uso de mi- yittan revela que incluso Dios no tocará el libre albedrío (pues, en el momento en que lo hiciera, ya no sería “libre”).

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Category:

Lección Semanal

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*