Notas de Elena | Lunes 2 de julio 2018 | La misión de los discípulos | Escuela Sabática

Lunes 2 de julio: La misión de los discípulos
“Me seréis testigos” [Hechos 1:8]. Estas palabras de Jesús no han perdido nada de su fuerza. Nuestro Salvador pide testigos fieles en estos tiempos de formalismo religioso; pero, ¡cuán pocos, aun entre los que profesan ser embajadores de Cristo, están listos para dar un testimonio fiel y personal por su Maestro! Muchos son los que pueden decir lo que hicieron, osaron, sufrieron, y disfrutaron los hombres grandes y buenos de las generaciones pasadas. Se vuelven elocuentes al presentar el poder del evangelio, que habilitó a otros para regocijarse en penosos conflictos y para quedar firmes contra fieras tentaciones. Pero al par que son tan ardorosos en cuanto a presentar a otros cristianos como testigos por Jesús, no parecen tener ninguna nueva ni oportuna experiencia propia que relatar
Vosotros, los que profesáis estar proclamando el último solemne mensaje de misericordia al mundo, ¿Cuál es vuestra experiencia en el conocimiento de la verdad, y cuál su efecto sobre vuestros corazones? ¿Testifica por Cristo vuestro carácter? ¿Podéis hablar de la influencia refinadora, ennoblecedora y santificadora de la verdad tal cual es en Jesús? ¿Qué habéis visto, qué habéis conocido, del poder de Cristo?…
Sin una fe viviente en Cristo como Salvador personal, es imposible hacer sentir vuestra fe a un mundo escéptico. Si queréis sacar pecadores de la rápida corriente, vuestros propios pies no deben asentarse en lugares resbaladizos (Obreros evangélicos, pp. 289, 290).
Todo el cielo está interesado en la obra que hoy está en marcha en la tierra. Los ángeles observan con interés a los que son honrados por tener una parte que hacer como colaboradores de Dios. Cuando los siervos de Cristo tengan una percepción clara de la presencia de Uno que es poderoso para salvar, se llenarán de gratitud a Dios por el poder de su gracia… Los que dedican su todo a Cristo aprenderán cómo ganar almas; porque estarán en estrecha conexión con el Redentor del mundo (La educación, pp. 24, 25).
Cristo ha dado “a cada uno su obra”. Marcos 13:34. Espera que cada uno haga su obra con fidelidad. Encumbrados y humildes, ricos y pobres, todos tienen una obra que hacer para el Maestro. Cada uno está llamado a la acción… A menos que sea comunicada a otros la luz que os ha sido dada, a menos que hagáis brillar vuestra luz, ésta se convertirá en tinieblas y vuestra alma será dejada en un terrible peligro. Dios dice a cada uno que conoce la verdad: “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”. Mateo 5:16. Comunicad a otros el conocimiento de la verdad. Este es el plan de Dios para iluminar al mundo (Mensajes selectos, t. l, p. 311).
====================================
Notas de Elena G. de White para el estudio de la Escuela Sabática
Esta semana:
Lección 1: Me seréis testigos
Para el 7 de julio del 2018
Lecciones de Escuela Sabática – Tercer trimestre 2018
EL LIBRO DE HECHOS

NARRACIÓN: Maira Fermin

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*