Notas de Elena | Lunes 11 de diciembre 2017 | La elección de la gracia | Escuela Sabática

Lunes 11 de diciembre: La elección de la gracia
Todos los que quieran, pueden ver el misterio de la piedad. Pero solo mediante una correcta comprensión de la misión y de la obra de Cristo, queda dentro de nuestro alcance la posibilidad de ser completo en él, acepto en el Amado. Su largo brazo humano abraza a la familia humana. Su brazo divino se aferra del trono del Infinito para que el hombre pueda tener el beneficio del sacrificio infinito hecho en su favor. Y a todos los que lo reciben les da la potestad de ser hechos hijos de Dios, a los que creen en su nombre…
La sabiduría oculta, que es Cristo formado en lo íntimo, la esperanza de gloria, es una sabiduría excelsa como el cielo. Los profundos principios de la piedad son sublimes y eternos. Una íntima vida cristiana es lo único que puede ayudamos a entender este problema y a obtener los tesoros de conocimiento que han estado ocultos en los consejos de Dios, pero que ahora son dados a conocer a todos los que tienen una relación vital con Cristo (Comentarios de Elena G. de White en Comentario bíblico adventista del séptimo día, t. 6, pp. 1113, 1114).
Aunque Israel rechazó a su Hijo, Dios no los rechazó a ellos. Es-cuchemos cómo continúa Pablo… Digo pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy Israelita, de la simiente de Abraham, de la tribu de Benjamín. No ha desechado Dios a su pueblo, al cual antes conoció. ¿O no sabéis qué dice de Elias la Escritura? como hablando con Dios contra Israel dice: Señor, a tus pro-fetas han muerto, y tus altares han derribado; y yo he quedado solo, y procuran matarme. Mas ¿qué le dice la divina respuesta? He dejado para mí siete mil hombres, que no han doblado la rodilla delante de Baal. Así también, aun en este tiempo han quedado reliquias por la elección de gracia”.
Israel había tropezado y caído, pero esto no hacía imposible que se volviera a levantar (Los hechos de los apóstoles, p. 301).
La uniformidad no es la regla que se sigue en el reino de la naturaleza, ni es tampoco la regla que se sigue en el reino de la gracia. Dios obra de diferentes maneras para lograr un propósito: La salvación de las almas. El misericordioso Redentor emplea distintos métodos para tratar con diferentes mentes…
El Pastor celestial sabe dónde encontrar los corderos que están descarriados…
Como en los días de Elias, cuando Dios tenía siete mil que no habían doblado sus rodillas ante Baal, hoy tiene muchos en el mundo que están caminando de acuerdo con la luz que han recibido. Tiene en reserva un firmamento de escogidos que todavía resplandecerán en medio de la oscuridad (Cada día con Dios, p. 65).

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*