Notas de Elena | Jueves 19 de julio del 2018 | El segundo arresto | Escuela Sabática

Jueves 19 de julio: El segundo arresto
Dijo Pedro: “El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero. A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados. Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen”. Al oír estas palabras intrépidas, aquellos homicidas se enfurecieron, y resolvieron manchar nuevamente sus manos con sangre matando a los apóstoles. Estaban maquinando esto cuando un ángel de Dios obró sobre el corazón de Gamaliel para que aconsejase así a los sacerdotes y príncipes. .. Había malos ángeles que impulsaban a los sacerdotes y a los ancianos a dar muerte a los apóstoles; pero Dios mandó a su ángel para impedirlo suscitando entre los dirigentes judíos mismos una voz en favor de sus siervos. La obra de los apóstoles no había concluido. ..

De mala gana los sacerdotes soltaron a sus presos, después de azotarlos y ordenarles que no hablasen más en el nombre de Jesús… [Pero] los discípulos testificaban valientemente acerca de las cosas que habían visto y oído, y por el nombre de Jesús realizaban grandes milagros. Intrépidamente ponían la sangre de Jesús a cuenta de aquellos que habían estado tan dispuestos a recibirla cuando se les permitió ejercer potestad contra el Hijo de Dios (Primeros escritos, pp. 195, 196).

Como obreros necesitamos consultarnos unos a otros en lo que atañe a asuntos difíciles. Es correcto que el hermano consulte con el hermano. Y después de haber hecho esto, tenemos el privilegio de postrarnos en oración para pedir la sabiduría y el consejo divinos. Se comete un error lamentable cuando una sola voz humana se convierte en un poder dominante.

En el trabajo de los obreros deben realizarse consultas mutuas. Ninguno ha de depender de su propio juicio independiente y trabajar de acuerdo con sus propios planes, a menos que tenga una tesorería propia de la cual reciba los medios. Se me ha mostrado que el manejo de la obra no debe confiarse a manos inexpertas. Los que no han tenido amplitud de experiencia no son los que han de llevar las grandes responsabilidades, aun cuando se crean calificados para hacerlo. Sus hermanos pueden ver defectos donde ellos mismos únicamente ven perfección (El evangelismo, p. 76).

“Consultaos los unos a los otros” es el mensaje que vez tras vez el ángel del Señor me ha repetido. Al influir sobre el criterio de un solo hombre, Satanás intenta controlar los asuntos para su propia conveniencia. Pudiera tener éxito en desviar las mentes de dos personas, pero, cuando varios se consultan entre sí, hay más seguridad. Cada plan se someterá a un escrutinio más cuidadoso; cada movimiento de progreso será más cuidadosamente estudiado. Así habrá menos peligro de hacer decisiones precipitadas y desatinadas que pudieran causar confusión, perplejidad y derrota. En la unión está la fuerza. En la división hay flaqueza y derrota (Testimonios para la iglesia, t. 5, p. 28).

Viernes 20 de julio: Para estudiar y meditar
A fin de conocerle, “¿Por qué se tarda el Señor?”, p. 347.

============================
Notas de Elena Escuela Sabática Lección Adultos
Esta semana estudiaremos la lección 3 – La Vida en la iglesia primitiva
Para el 21 de julio del 2018
Lecciones de Escuela Sabática – Tercer trimestre 2018
EL LIBRO DE HECHOS
Narración: Maira Fermin

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*