Lección 9 | Domingo 25 de noviembre 2018 | El llamado de Dios a la Unidad | Escuela Sabática Joven

DOMINGO 25 NOVIEMBRE
EL LLAMADO DE DIOS A LA UNIDAD
Logos: Luc. 22:24; Juan 17:20-23; Hech. 2:46; Rom. 14:1-6; Fil. 2:1-2; Efe. 1:7-10;
2 Cor. 5:17-21
LA UNIDAD EN EL EJEMPLO DE DIOS (JUAN 17:20-23)
¿Sabías que Jesús oró por nuestra iglesia? Su oración más ferviente por nosotros fue que lográramos la unidad: “Para que sean uno, así como nosotros somos uno: yo en ellos y tú en mí. Permite que alcancen la perfección en la unidad” (Juan 17:22, 23).
Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo están en perfecta armonía, aunque son diferentes en sus roles y personalidad. Los cristianos fuimos llamados a reflejar al mundo el carácter de Dios, y eso significa seguir su ejemplo de unidad. De cierta forma, somos un espejo que refleja la luz de Dios en un mundo oscuro.
Así como la perfecta Trinidad tiene completa unidad y respeto por la singularidad de cada Persona que la integra, nosotros también debemos encontrar armonía y respeto entre nosotros.
UNIDAD EN EL SACRIFICIO DE JESÚS (HECH. 2:46: EFE. 1:7-10: 2 COR. 5:17-21)
La razón por la que Jesús tuvo que morir fue para reconciliarnos nuevamente con Dios. Como pecadores, estábamos separados y aislados de la comunión perfecta con nuestro Padre. La muerte de Jesús fue para lograr que volviéramos a él gracias a la misión suprema de rescate del mundo.
Así como Jesús tenía una misión -hacernos volver a Dios-, nuestra misión es la misma: llevar a otros a tener esa misma relación. La iglesia del Nuevo Testamento, en el libro de Hechos, continuó junta, “unánime” (Hech. 2:46), en la misión de predicar el evangelio. El llamado es el mismo para nuestra iglesia hoy.
Al final, Dios quiere “reunir en él todas las cosas, tanto las del cielo como las de la tierra” (Efe. 1:7-10). Así como Dios nos reconcilió con él, y nosotros nos reconciliamos con Dios, también tenemos que reconciliarnos los unos con los otros en amor.
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Cuáles son algunos de los problemas que están causando división entre los creyentes hoy? Cuando surge el conflicto, ¿de qué forma podemos mantener el espíritu de Cristo en nuestras interacciones?
Si Jesús estuvo dispuesto a morir para traer unidad y reconciliación entre Dios y el hombre, ¿no deberíamos poner la unidad como la mayor prioridad en la iglesia? ¿Estamos haciendo eso?
¿De qué maneras podemos caminar en mejor unidad de unos con otros para alcanzar al mundo perdido con el evangelio de Cristo?
¿Es posible tener unidad colectiva sin un cambio individual? ¿Es suficiente con erradicar conductas poco cristianas?
Saroh Hansen, Sprmgdale, Arkonsas, EE. UU
=============================
ESCUELA SABÁTICA – AUDIOS FOLLETO JOVEN
Esta semana estudiaremos la lección 9 – La prueba más convincente
Para el 1 de diciembre de 2018
Lecciones de Escuela Sabática – Cuarto trimestre 2018
UNIDAD EN CRISTO
Narración: Adan Vicente

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*