Lección 8 | Sábado 12 de agosto 2017 | La edificación del cuerpo del Señor | Escuela Sabática Jóvenes

“Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y, como eres hijo. Dios te ha hecho también heredero” (Gál. 4:7).

SABADO 12 AGOSTO
LA EDIFICACIÓN DEL CUERPO DEL SEÑOR
Introducción | Gál. 3:25-29
“Se supone que es difícil. Si no fuera difícil, todos lo harían. La dificultad es lo que lo hace grandioso”. Esta frase me ha servido de motivación para la etapa de la vida en que me encuentro. Este es mi segundo día de ejercicios en el gimnasio. Luego de un “día de piernas” ayer, y un “día de bíceps y tríceps” hoy, ya no me imagino qué más me podrá doler mañana. Mi entrenador sabe qué ejercicios debo realizar para trabajar cada grupo de músculos, teniendo en cuenta, al mismo tiempo, un período de recuperación para ellos. Sabe lo que hay que hacer para lograr el objetivo.
El texto de hoy dice que somos hijos de Dios por medio de nuestra fe en Jesucristo. No debemos comportarnos como esclavos, sino que se supone que debemos conducirnos como hijos e hijas de Dios. Tenemos que conocer a nuestro Padre antes de poder comenzar a comportarnos como sus hijos. Tenemos que conocerlo, porque él no es un Padre ausente; al contrario, nosotros somos los hijos que huimos.
Algo que he descubierto es que la parte más difícil de mi día es antes de orar, pero la más fácil es después de que lo hago. Podría estar haciendo cualquier otra cosa, literalmente, pero es una bendición muy grande hacerme el tiempo para orar. Definitivamente, no tendremos el tiempo hasta que separemos un momento.
El culto matutino es como vestirnos para el colegio o el trabajo: no querrás salir de tu casa sin ropa. Cuando te vistes de Cristo, reclamas tu derecho de formar parte de la familia real. Como tal, puedes caminar por todas partes con la confianza de un príncipe o de una princesa, porque tu Padre es el Rey de reyes. Cuando Jas cosas se complican, no te alejes de la fe; al contrario, ese es el momento en que necesitas aferrarte a ella. Te animo a que pruebes la fe que te moldeará según el propósito para el que fuiste creado.
Darren J. Cedí, Durban, Sudáfrica

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*