Lección 7 | Miércoles 15 de noviembre 2017 | ¿Pecado u obediencia? | Escuela Sabática

Miércoles 15 de noviembre
¿PECADO U OBEDIENCIA?
Lee Romanos 6:16. ¿Qué está planteando Pablo? ¿Por qué su argumento es tan blanco y negro? Es lo uno o lo otro, sin ningún término medio. ¿Qué lección deberíamos aprender de este contraste tan claro?
Pablo vuelve a enfatizar que la nueva vida de fe no garantiza que estemos libres de pecado. La vida de fe hace posible la victoria sobre el pecado; de hecho, solo a través de la fe podemos tener la victoria que se nos promete.
Luego de personificar al pecado como un rey que somete a sus súbditos, Pablo ahora vuelve a la figura del pecado como un amo que exige la obediencia de sus siervos. Pablo señala que una persona tiene la opción de escoger a su señor. Puede servir al pecado, que lleva a la muerte, o puede servir a la justicia, que conduce a la vida eterna. Para Pablo no hay un término medio, ni deja espacio para avenencias. Es una cosa o la otra porque, al final, nos enfrentamos a la vida eterna o a la muerte eterna.
Lee Romanos 6:17. ¿De qué forma amplía Pablo lo que dijo en Romanos 6:16?
Es interesante observar que la obediencia está ligada a la doctrina correcta. Aquí, el término griego para “doctrina” significa “enseñanza”. A los cristianos romanos se les habían impartido los principios de la fe cristiana que ahora obedecían. Por eso, para Pablo, cuando los cristianos obedecieron “de corazón” la doctrina correcta, la enseñanza correcta, esta ayudó a los romanos a convertirse en “siervos de la justicia” (Rom. 6:18). A veces, oímos decir que la doctrina no importa, siempre y cuando mostremos amor. Esa es una expresión muy simplista de algo que no es tan sencillo. Como se dijo en una lección anterior, Pablo estaba muy preocupado por la falsa doctrina a la que la iglesia de Galacia había sucumbido. Por consiguiente, debemos ser cuidadosos con las declaraciones que denigren de algún modo la importancia de la enseñanza correcta.
Siervos del pecado, siervos de la justicia; el contraste es muy marcado. Si después del bautismo pecamos, ¿quiere decir que no somos verdaderamente salvos? Lee 1 Juan 1:8 a 2:1. ¿Cuánto nos ayuda este pasaje a entender lo que significa ser seguidor de Cristo y aun así estar sujeto a caer?

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*