Lección 6 | Lunes 6 de noviembre 2017 | El poder transformador de la justificación | Escuela Sabática Joven

LUNES 6 NOVIEMBRE
EL PODER TRANSFORMADOR DE LA JUSTIFICACIÓN
Logos | Rom. 5:1, 2
¿Qué es la justificación? ¿Qué da esta experiencia al creyente? ¿Qué es esta paz que resulta de ser justificado? ¿Qué significa tener fe? Porque la justificación llega sola y únicamente por medio de la fe.
¿Qué es ia justificación? (Rom. 6:23; 1 Juan 3:4)
En el lenguaje diario usamos la palabra justificar. Por ejemplo, todos conocemos muy bien la expresión: “Deja de buscar justificarte”. ¿Qué es justificarse a sí mismo? Es hacer afirmaciones como “soy inocente”, “no estoy equivocado”, “no soy culpable” y “no merezco el castigo”. Todas estas ideas son lo que la justificación implica, y mantiene el mismo uso y definición en la Biblia.
Necesitar justificación significa, a los ojos de Dios, que uno no es ¡nocente ni justo, sino culpable y merecedor de castigo. Pero ¿qué ha hecho la humanidad para merecer el castigo y ser considerada injusta? La Biblia dice: “Porque la paga del pecado es muerte” (Rom. 6:23) y “El pecado es transgresión de la ley” (1 Juan 3:4). El castigo por cometer un pecado garantiza que el pecador debería morir, y su transgresión lo hace Injusto. Sin embargo, la justificación es lo que libera al pecador del castigo del pecado y quita la injusticia de ese pecado.
Convirtamos por un momento esta verdad es algo práctico y real. Consideremos lo que dijo Jesús sobre su ministerio en la tierra. Él dijo que el Espíritu del Señor estaba sobre él para predicar libertad a los cautivos (Luc. 4:18). ¿Quién detiene a estos cautivos? Jesús dijo: “Todo el que peca es esclavo del pecado” (Juan 8:34). Los cautivos son quienes están sujetos a sus pecados, hechos prisioneros sin poder liberarse, y Jesús dijo que vino a predicar libertad a los cautivos. En consecuencia, el evangelio trae libertad y una victoria real sobre nuestro pecado, permitiéndonos a los pecadores liberarse de “las cuerdas de su pecado” (Prov. 5:22). Y todo esto se encuentra en el don de la justificación.

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*