Lección 5 | Viernes 3 de noviembre 2017 | La fe es el boleto | Escuela Sabática Joven

VIERNES 3 NOVIEMBRE
LA FE ES EL BOLETO
Explora | Rom. 4:1-8 En resumen…
No necesitas examinar en detalle las vidas de los héroes bíblicos para descubrir que fueron grandes pecadores. David, a quien reconocemos como uno de los preferidos de Dios, tenía tanta sangre en sus manos que no se le permitió construir el templo. Entonces, ¿cómo llegará al cielo? De la misma manera que el resto de nosotros: por medio de la fe. Pablo dice que no merecemos la salvación por nuestras fabulosas obras. Lo único que merecemos es la muerte. Pero la fe es como un boleto que nos permite reclamar las obras de Cristo como propias. Excelente, ¿no es cierto?
Actividades sugeridas
» Diseña un boleto, una entrada o un “pase de acceso exclusivo” para entrar al cielo. Piensa en cómo incorporar los distintos elementos de una entrada normal. ¿Tendrá alguna letra chica? » Compon una canción honesta que exprese tu lucha al guardar los Diez Mandamientos. Quizás puedes comenzar la canción con tus primeras experiencias con la ley, y terminar con la actitud que tienes para con ella hoy.
» Toma una fotografía que pueda acompañar tu versículo preferido del Salmo 51, y publícala en las redes sociales.
» Haz una caminata al aire libre y busca algún elemento de la naturaleza que simbolice la inocencia y la renovación que sientes cuando entiendes que tus pecados son perdonados. » Sal al aire libre con un amigo y jueguen a pasarse un huevo crudo lanzándoselo el uno al otro, y tratando de que no se rompa. Medita en cómo tratar de mantener el huevo intacto es similar a tratar de evitar quebrantar la ley de Dios. Una vez que el huevo se rompe, ¿tienes el poder para arreglarlo? .
» Mira algunas de las historias de conversión “I Am Second” en YouTube (muchas tienen subtítulos en español). ¿Hablan los personajes en los videos sobre la convicción de pecado antes de su conversión? ¿De qué manera expresan fe en su salvación?
» Haz una lista de las reglas que había en tu hogar durante tu niñez y adolescencia. Luego, traza un círculo alrededor de las que recuerdas haber quebrantado. Llama a un miembro de tu familia y hablen acerca de las reglas y qué sientes ahora sobre ellas. ¿Te sientes perdonado por las veces que quebrantaste las reglas? ¿Te aman tus padres por las ocasiones en las que fuiste capaz de cumplir las reglas, o porque eres su hijo?
» Camina por tu casa o departamento y busca elementos que recibiste de manera gratuita. Al encontrar cada elemento, ofrece una oración de gratitud por la persona que te lo dio y termina con una oración de agradecimiento por la evidencia de la gracia de Dios que encuentras en tu vida.

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*