Lección 5 | Lunes 24 de julio 2017 | La redención y la fe | Escuela Sabática Joven

LUNES 24 JULIO

LA REDENCIÓN Y LA FE

Testimonio 11 Cor. 6:20; Gál. 3:6

Elena de White escribió detalladamente sobre el plan de redención. En uno de sus libros, escribió: “El único plan que podía asegurar la salvación del hombre afectaba a todo el cielo en su infinito sacrificio. Los ángeles no podían regocijarse mientras Cristo les explicaba el plan de redención, pues veían que la salvación del hombre iba a costar una indescriptible angustia a su amado Jefe. Llenos de asombro y pesar, escucharon cuando les dijo que debía bajar de la pureza, paz, gozo, gloria y vida inmortal del cielo, a la degradación de la tierra, para soportar dolor, vergüenza y muerte. Se interpondría entre el pecador y la pena del pecado, pero pocos lo recibirían como el Hijo de Dios. Dejaría su elevada posición de Soberano del cielo para presentarse en la tierra y humillarse como hombre, y conocería por su propia experiencia las tristezas y tentaciones que el hombre habría de sufrir”.’

El arrepentimiento y la fe en Cristo han sido para los cristianos de todas las épocas la base de la salvación. Abraham demostró esta fe donde Dios espera el mismo nivel que conduce a la justicia.

“No fue una prueba ligera la que soportó Abraham, ni tampoco era pequeño el sacrificio que se requirió de él. Había fuertes vínculos que lo ataban a su tierra, a sus parientes y a su hogar. Pero no vaciló en obedecer el llamado. Nada preguntó en cuanto a la tierra prometida; si el suelo era fértil y el clima saludable, si los campos ofrecían paisajes agradables o sí habría oportunidades para acumular riquezas. Dios había hablado, y su siervo debía obedecer; para él, el lugar más feliz de la tierra era dónde Dios quería que estuviese”.2

“Muchos continúan siendo probados como lo fue Abraham. No oyen la voz de Dios hablándoles directamente desde el cielo; pero, en cambio, son llamados mediante las enseñanzas de su Palabra y los acontecimientos de su Providencia. Se les puede pedir que abandonen una carrera que promete riquezas y honores, que dejen afables y provechosas amistades, y que se separen de sus parientes, para entrar en lo que parezca ser solo un sendero de abnegación, trabajos y sacrificios”.2

1 Elena de White, Patriarcas y profetas, p. 49. | 2 lbíd., p. 118, 119. | 3 lbíd., p. 119.

Para pensar y debatir

¿Qué nos enseña sobre la fe la lealtad de Abraham?

Menciona tres privilegios de la redención.

Justus Kitavi, Matuu, Kenia

 

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*