Bosquejo de la Lección 5: Cómo ser salvo 3º Trim/2014 – Escuela Sabática Descarga más aquí http://www.adventistas.org/es/escuela…

Motivación:
¿Casi salvo? Cuán doloroso debe ser que alguien casi consiga un empleo. Cómo es incómodo casi tomar un avión, es más, terminar siendo dejado en el aeropuerto. Cuán triste casi sobrevivir a un ahogamiento, es más, terminar hundiéndose en la laguna. Sin embargo, cómo será terrible casi convertirse, es más acabar en el lago de fuego por la eternidad. Se ha dicho que el infierno está lleno de personas con buenas intenciones. Podría decirse también que estará lleno de casi-cristianos. Tenga cuidado para no ser un casi-cristiano, pues ser casi salvo es ser completamente perdido.

Foco: Reconocer nuestra necesidad de arrepentirnos de los pecados y creer en Cristo. Esa debería ser nuestra mayor alegría y efectiva salvación.

Comprensión:
I. Enseñanzas de Jesús sobre cómo ser salvo.
Pregunta 1: El primer paso es reconocer nuestra necesidad de cura, pero, ¿cómo podemos ver nuestra necesidad real si somos ciegos? ¿Cómo podemos reconocer que somos pecadores, si son justamente nuestros pecados los que nos impiden de reconocer nuestra verdadera condición?
• Juan 16:8 Justamente este es el papel del Espíritu Santo, convenciéndonos del pecado, de la justicia y del juicio.
Pregunta 2: El papel del Espíritu Santo es convencer al ser humano de la necesidad de salvación, ¿la iniciativa del arrepentimiento proviene del ser humano, y el papel de Dios es perdonar?
• No, el arrepentimiento es iniciativa de Dios. Romanos 2:4
II. El papel de la fe y la gracia de Dios.
Pregunta 3: ¿Cuando Jesús le declaró a una mujer: Tu fe te salvó, significa que nuestra fe nos salva?
• La fe no es un mérito que nos recomienda la salvación, pero el brazo que se apropia de la redención ofrecida por Dios. Luc. 7:48, 50. “Que vasto campo dos tesouros da verdade Cristo acrescentou ao domínio da fé, para que fosse apropriado por Seus discípulos!” Ellen G. White 1888 Materials, págs. 1.537 e 1.538.
• Rom. 3:24, 27
Pregunta 4: Si somos pecadores, ¿cómo podemos ser justificados por Dios?
• Mateo 22:2-14 Las vestiduras nupciales eran proporcionadas por el propio Rey.
• Todos son invitados.

Aplicación:
1. La justicia de Cristo es gratuita, pero no es barata, el Señor tuvo que pagar un precio infinito en la cruz, por eso es bueno que contemplemos de vez en cuando las escenas finales de la vida de Jesús.
2. Cuando somos tentados a producir frutos a fin de ganar el favor de Dios, recordemos que los frutos de la justicia son frutos del Espíritu.

Creatividad:

Mi hermano, el Espíritu me invita hoy. Ven a Jesús, de todo corazón. Arrepiéntete de tus pecados, confiésale a Dios, abandona toda la iniquidad y podrás apropiarte de todas sus promesas. “¡Mirad a mí y sed salvos!” (Isa. 45:22), es su preciosa invitación”. Joyas de los testimonios, tomo 2, págs. 265 y 266.

La manera en que podemos ayudar a los demás a reconocer su necesidad de salvación es acercar a las personas más a Jesús, para que reconozcan su pequeñez y agradezcan a Dios. Por medio de nosotros ellos pueden contemplar a Jesús.

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*