Lección 4 | Sábado 19 de enero 2019 | Echa un vistazo por la puerta abierta | Escuela Sabática Joven

“Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono” (Apoc. 3:21, RVR).

SÁBADO 19 ENERO

ECHA UN VISTAZO POR LA PUERTA ABIERTA

Introducción: Apoc. 4:1

¿Por qué algunas personas en los tiempos antiguos se postraban ante una estatua de madera o un ídolo hecho de metal? No lo entiendo. Pensaban que el objeto representaba a un espíritu que podía ayudarlos. “Oh, Baal, I escúchanos”. Querían ver algo a lo cual pudieran hablar. Pero no tenían prueba de un dios, y parece tan inútil.

Contrasta eso con las escenas de Apocalipsis 4 y 5. El apóstol Juan describe su visita a la sala del trono del Dios a quien adoramos. Las limitaciones humanas de Juan no le permitieron hacerle justicia a la escena, pero hace un esfuerzo valeroso.

En comparación con algunas otras partes del Apocalipsis, estos capítulos no tienen mucha acción. Parecen no ser parte de una narrativa que nos esté llevando a algún lado. Sin embargo, son un vistazo muy importante a la realidad de cómo es estar físicamente en la presencia de Dios. Tenemos que observar con cuidado la imagen que Dios revela de sí mismo y de su Hijo, Jesús, en el Santuario, donde la Trinidad está trabajando.

Visualiza los momentos descritos en Hechos 1:9 al 11: Jesús se eleva del suelo, deja esta Tierra, sube al cielo. En Apocalipsis 5:6, y de allí en adelante, vemos el lugar al que Jesús fue luego de su ascensión, incluyendo los detalles de dónde está parado y quién está con él.

Entre las cosas que buscamos en estos capítulos querrás saber quiénes son los “ancianos” sentados en tronos alrededor del trono de Dios. Y ¿quiénes son los cuatro seres vivientes y por qué están en la presencia de Dios todo el tiempo? Alaban a Dios constantemente. ¿Por qué harían eso y qué significado tienen sus alabanzas? Y ¿qué en cuanto al arcoíris de esmeralda? En el capítulo 5, leemos sobre el rollo que nadie puede abrir, y quién sí logra abrirlo. ¿Qué es el rollo? Descubre por qué tiene siete sellos y qué sucede cuando el Hijo de Dios lo abre.

Como nos dicen los primeros versículos del libro de Hebreos, Dios nos habló por medio de profetas hace mucho tiempo. Pero Apocalipsis 4 y 5 nos muestran más que un mensaje. Son lo más cercano que podemos tener a un video de cómo son Dios y Jesús, y qué están haciendo. Tenemos la oportunidad de ver a la Trinidad trabajando en nuestro favor y entender por qué merecen nuestra adoración.

Tim Late. Bowie, Maryland, EEUU.

Lección 4: Para el 26 de enero del 2019
LA ENTRONIZACIÓN DEL CORDERO
Primer trimestre 2019 – El libro de Apocalipsis
Narración Adan Vicente

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*