Lección 4 | La entronización del Cordero | Escuela Sabática | Folleto Joven

LECCIÓN 4 – DEL 1 AL 25 DE ENERO

LA ENTRONIZACION DEL CORDERO

“Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono” (Apoc. 3:21, RVR).

SÁBADO 19 ENERO

ECHA UN VISTAZO POR LA PUERTA ABIERTA

Introducción: Apoc. 4:1

¿Por qué algunas personas en los tiempos antiguos se postraban ante una estatua de madera o un ídolo hecho de metal? No lo entiendo. Pensaban que el objeto representaba a un espíritu que podía ayudarlos. “Oh, Baal, I escúchanos”. Querían ver algo a lo cual pudieran hablar. Pero no tenían prueba de un dios, y parece tan inútil.

Contrasta eso con las escenas de Apocalipsis 4 y 5. El apóstol Juan describe su visita a la sala del trono del Dios a quien adoramos. Las limitaciones humanas de Juan no le permitieron hacerle justicia a la escena, pero hace un esfuerzo valeroso.

En comparación con algunas otras partes del Apocalipsis, estos capítulos no tienen mucha acción. Parecen no ser parte de una narrativa que nos esté llevando a algún lado. Sin embargo, son un vistazo muy importante a la realidad de cómo es estar físicamente en la presencia de Dios. Tenemos que observar con cuidado la imagen que Dios revela de sí mismo y de su Hijo, Jesús, en el Santuario, donde la Trinidad está trabajando.

Visualiza los momentos descritos en Hechos 1:9 al 11: Jesús se eleva del suelo, deja esta Tierra, sube al cielo. En Apocalipsis 5:6, y de allí en adelante, vemos el lugar al que Jesús fue luego de su ascensión, incluyendo los detalles de dónde está parado y quién está con él.

Entre las cosas que buscamos en estos capítulos querrás saber quiénes son los “ancianos” sentados en tronos alrededor del trono de Dios. Y ¿quiénes son los cuatro seres vivientes y por qué están en la presencia de Dios todo el tiempo? Alaban a Dios constantemente. ¿Por qué harían eso y qué significado tienen sus alabanzas? Y ¿qué en cuanto al arcoíris de esmeralda? En el capítulo 5, leemos sobre el rollo que nadie puede abrir, y quién sí logra abrirlo. ¿Qué es el rollo? Descubre por qué tiene siete sellos y qué sucede cuando el Hijo de Dios lo abre.

Como nos dicen los primeros versículos del libro de Hebreos, Dios nos habló por medio de profetas hace mucho tiempo. Pero Apocalipsis 4 y 5 nos muestran más que un mensaje. Son lo más cercano que podemos tener a un video de cómo son Dios y Jesús, y qué están haciendo. Tenemos la oportunidad de ver a la Trinidad trabajando en nuestro favor y entender por qué merecen nuestra adoración.

Tim Late. Bowie, Maryland, EEUU.

DOMINGO 20 ENERO

Y LA GLORIA VA PARA…

Evidencia: Apoc. 4:4

Los capítulos 1 al 3 del Apocalipsis pueden parecer relativamente directos. Pero, una vez que llegas al capítulo 4, tranquilamente se te puede cruzar por la mente la palabra “raro”. Un Ser semejante a jaspe y cornalina, 24 ancianos sentados en tronos circundantes, cuatro seres vivientes cubiertos de ojos…

Lo que más me fascinó a mí en este capítulo raro son los 24 ancianos; extraños en lo normal que suenan en comparación con otros personajes más peculiares (Apoc. 4:4). No se asemejan a piedras preciosas, no tienen características quiméricas, ningún campo visual de 3604 Solo ropas blancas, coronas de oro y 24 tronos. ¿Quiénes son estos ancianos? ¿Qué representan? ¿Cuál es su propósito?

No hay ninguna indicación en la Biblia ni en la tradición judía de que los ángeles tomen el título de ancianos. Pero ambas fuentes hacen referencia a seres humanos como ancianos. Los ancianos aquí se sientan en tronos, lo cual sugiere que comparten el trono de Dios, mientras que los ángeles generalmente son presentados de pie en la presencia de Dios. Las ropas blancas de los ancianos y las coronas de victoria son características de los santos victoriosos (ver Apoc. 3:4,5; Sant. 1:12). Toda esta evidencia sugiere que los 24 ancianos no son ángeles, sino seres humanos. Los ancianos, entonces, son un símbolo de la humanidad misma; particularmente aquellos que han experimentado la salvación

El número de ancianos también es simbólico. Generalmente, se usa el doce para representar algo completo. Las doce tribus de Israel simbolizan al pueblo de Dios en el Antiguo Testamento; los doce apóstoles simbolizan al pueblo de Dios en el Nuevo Testamento. Y en la Nueva Jerusalén hay doce puertas, una por cada una de las doce tribus de Israel, y doce cimientos, uno por cada uno de los doce apóstoles (Apoc. 21:12-14).

Junto con los cuatro seres vivientes y la hueste celestial, los 24 ancianos se unen a la adoración a Dios. Arrojan sus coronas de victoria a los pies del Señor, delante del trono, en reconocimiento de que debían a Dios su victoria espiritual. Alaban al Padre como el Único digno de adoración como Creador y Sustentador de todas las cosas. En el capítulo 5, su alabanza se extiende a Jesús, como el Único digno de abrir el rollo por ser Salvador de la humanidad.

Los 24 ancianos nos recuerdan nuestro propósito máximo como seres humanos: darle gloria a nuestro Creador y Redentor (Apoc. 14:7). ¿Cuánto de lo que hacemos le da gloria a quien nos trajo a la existencia y dio su vida por nosotros? Piensa en quién es Dios realmente para ti, y deja que te inspire a postrarte en adoración, dándole toda la gloria.

PARA PENSAR Y DEBATIR

¿Qué áreas de tu vida te dan más gloria a ti que a Dios?

¿De qué formas puedes darle la gloria a Dios como tu Creador y Redentor?

Chelsy Tyler, Westminster, Marylond. EEUU.

LUNES 21 ENERO

EL QUE TOMA EL ROLLO, QUIEN ROMPE EL SELLO

Logos:1 Rey. 8:10,11,62-66; Isa. 6:2,3; Eze. 1; Heb. 10:1-18; Apoc. 4; 5

El magnífico esplendor del cielo está plenamente presentado en Apocalipsis 4 y 5. Más allá de eso, estos capítulos nos llevan rápidamente al punto culminante del plan celestial de redención. Estamos en la sala del trono de Dios mismo, donde Jesús ha vuelto de una odisea humana que lo hizo llevar el peso del destino de la humanidad sobre sus cansados hombros. Vemos con admiración a los emocionados ciudadanos del cielo, mientras ellos también observan los sorprendentes eventos finales relacionados al plan de rescate celestial. Vemos bestias; un mar como de vidrio; un arcoíris espectacular; y muchos otros extraños símbolos del carácter de Dios, su creación y sus actividades salvíficas.

¿DÓNDE HE VISTO ESTO ANTES? (HEB. 4:14-16)

Jesús estaba lejos de ser un hijo pródigo, pero su regreso al cielo luego de su exitosa odisea terrenal estuvo caracterizado por gran ceremonial. Después de todo, este era el comienzo de su ministerio celestial, en el cual llegó a ser nuestra conexión directa con todas las bendiciones celestiales y la gracia redentora (Heb. 4:14-16). Ya no se sacrificaría más un cordero por la humanidad. ¡El Cordero de Dios había sido sacrificado una vez, para siempre, y para todos!

El escenario de Apocalipsis 4 y 5 es la ‘zona cero” para nuestra redención final: la sala del trono de Dios. Las escenas presentadas están repletas de Imaginería del Santuario. Específicamente, estos capítulos llevan las marcas de la inauguración del Templo de Salomón (1 Rey. 8:62-66). Otra alusión clara al sistema del Santuario terrenal se encuentra en Apocalipsis 4:6 al 8. Los cuatro seres vivientes mencionados allí encuentran su contraparte en 1 Reyes 6:23 al 28. ¿Y los 24 ancianos? Algunos creen que representan a quienes resucitaron con Jesús (ver Mat. 27:52,53; Efe. 4:8). Pero hay otra posibilidad. Resulta que había 24 turnos de sacerdotes en la época del Santuario (1 Crón. 24:1-19). Aquellos ancianos celestiales entran en acción definitiva en Apocalipsis 4:9 al 11. Aquí los vemos caer sobre sus rodillas, arrojar sus coronas a los pies de Jesús ¡y cantar una canción de alabanza poderosa al Sumo Sacerdote supremo! Haremos bien en seguir ese ejemplo ante cualquier oportunidad.

Es difícil escapar de las bestias; en Apocalipsis 4:6 al 8 vemos cuatro seres vivientes que nos recuerdan las bestias en Ezequiel 1:5 al 28. En cuanto a sus seis alas, mira Isaías 6:2 y 3. En el simbolismo bíblico, las alas generalmente Indican “la velocidad con que las criaturas celestiales ejecutan los mandatos de Dios’.1 De paso, algunos comentadores creen que los ‘ojos’ de estas bestias hacen referencia a un modismo hebreo para la brillantez, que también puede significar inteligencia.

Ya mencionamos solo algunas de las asombrosas similitudes con los servicios del Santuario y los escritos del Antiguo Testamento. Cuanto más lees, más claro queda que todo esto fue un diseño divino.

Y ¿ESE ROLLO? (APOC. 5:1-8)

¿Alguna vez te encontraste con un frasco que no podías abrir sino con muchísimo esfuerzo? ¡La fábrica lo había cerrado demasiado bien! Bueno, ¡imagina tratar de abrir algo que ha sido sellado por manos divinas! Eso es lo que sucedió con el rollo mencionado en Apocalipsis 5:1 al 8. Nadie podía abrir sus siete sellos, hasta que el Cordero victorioso y digno, Jesús, tomó su lugar en la sala del trono celestial. ¿Por qué solo Jesús? ¡Porque él había sido la única Persona con las credenciales necesarias para salvar la humanidad!

Volvamos a nuestro tema de la inauguración y el simbolismo del Santuario. “En el antiguo Israel, cada vez que un nuevo rey asumía el trono, se le daba el rollo del pacto”.2 En otras palabras, así como tantas otras cosas en estos capítulos del Apocalipsis, la escena del rollo también está basada en el Santuario. El rollo que ha de ser abierto aquí representa toda la historia de la salvación, como se verá claramente en los siguientes capítulos del Apocalipsis.3 Es como si romper cada sello del rollo bautizara una nueva etapa en la que se presentan una variedad de escenas asombrosas.

Sería difícil exagerar el drama asociado con esta sección del Apocalipsis. Juan, el autor del libro, lloraba (Apoc. 5). Había pasado toda su vida adulta sirviendo a su Salvador en el avance de su misión. Ahora, si alguna vez había tenido una mínima duda sobre si valía la pena el costo, Juan supo que todo era real. Desde la cruz ensangrentada al mar de vidrio, lo vio todo y lo dejó sin aliento. Quizá te sucederá lo mismo a ti.

PARA PENSAR Y DEBATIR

¿Por qué es vital comprender los capítulos 4 y 5 del Apocalipsis?

¿Qué le dirías a alguien que cree que el Antiguo Testamento es, en gran parte, irrelevante para los “cristianos del Nuevo Testamento”?

¿Cuáles piensas que son algunas maneras efectivas de compartir el mensaje, a veces complejo, del Apocalipsis?

Randy Fishell. Smithsburg. Maryland. EE UU.

MARTES 22 ENERO

“EL SALVADOR DE DUNKIRK”

Testimonio: Apoc. 5:6

“Ojalá todos pudieran contemplar a nuestro precioso Salvador tal como es: un Salvador. Que su mano aparte el velo que oculta su gloria de nuestros ojos. Aparece en su elevado y santo lugar. ¿Qué veremos? Nuestro Salvador no está en actividad de silencio e Inactividad: está rodeado por seres celestiales, querubines y serafines, miríadas y miríadas de ángeles”.

“Todos esos seres celestiales tienen un propósito superior a todos los demás, en el cual están intensamente Interesados: la Iglesia [de Cristo] en un mundo de corrupción. Todas esas huestes están al servicio del Príncipe del cielo, ensalzan al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Están trabajando para Cristo, bajo su mandato, para salvar hasta lo sumo a todos los que dependen de él y creen en él. Estos seres celestiales se apresuran en su misión haciendo en favor de Cristo aquello que Herodes y Pilato hicieron contra él. Se unen para destacar el honor y la gloria de Dios. Están unidos en una santa alanza, en una grandiosa y sublime unidad de propósito, para mostrar el poder, la compasión, el amor y la gloria del Salvador crucificado y resucitado”.

El tiempo se estaba acabando. Las tropas aliadas estaban varadas en las playas de Dunkirk, Francia, y las tropas alemanas se estaban acercando. Desde una vasta red de túneles secretos debajo de las murallas medievales de Dover Castle, el vicealmirante Bertram Ramsay y su equipo trabajaban noche y día en un Intento desesperado por rescatar a las tropas antes de que se les acabara el tiempo. En solo diez días, y con recursos limitados, el almirante Ramsay logró lo imposible y organizó la evacuación de más de 338.000 tropas aliadas en una flota agrupada a toda prisa que consistía en cientos de barcos de pesca, yates, salvavidas y otras embarcaciones pequeñas.

A veces podemos sentir que Dios ha dejado este mundo a su suerte, y el enemigo está a punto de salir victorioso. Pero detrás de escena, Jesús está trabajando incansablemente en la mayor misión de rescate de la historia del universo. Todos los recursos del cielo están enfocados en una sola cosa: el pueblo de Dios. No ha de sorprendernos que los ángeles solo pueden exclamar: “¡Digno es el Cordero, que ha sido sacrificado, de recibir el poder, la riqueza y la sabiduría, la fortaleza y la honra, la gloria y la alabanza!” (Apoc. 5:12).

PARA PENSAR Y DEBATIR

¿De qué forma el Santuario terrenal nos ayuda a comprender lo que Jesús está haciendo por nosotros ahora?

¿De qué manera saber lo que Jesús está haciendo en el Santuario celestial Influye en nuestra vida diaria?

Catherine Robinson. Silver Spring. Maryland, EEUU.

MIÉRCOLES 23 ENERO

REIVINDICACIÓN POR PROCLAMACIÓN

Cómo hacer: Apoc. 4:11; 5:13

No merecemos escuchar la voz de Dios. Ser su taburete en el cielo por la eternidad es más de lo que merecemos y, aun así, nos ha preparado el paraíso y un gozo más allá de nuestra comprensión; un tesoro incorruptible (1 Ped. 1:3-5).

Los seres vivientes que rodean el trono del Padre proclaman que él es santo y digno de recibir gloria (Apoc. 4:11). Luego de que el Cordero inmolado abre el rollo, todos los seres proclaman que el Padre y el Cordero reciben honor y gloria para siempre (Apoc. 5:13). Son adecuados para ser testigos porque habitan con Dios y el Cordero.

Cuando habitemos con él, también nosotros proclamaremos que Dios y nuestro Salvador son santos y dignos de recibir gloria y honor. Esta proclamación vindica su carácter a los mundos porque el enemigo ha diseminado una mentira. El adversario ha susurrado esta mentira y. aunque se manifiesta de diversas maneras, es simplemente una sola mentira: no se puede confiar en Dios. Cada vez que proclamamos que Dios es santo, bueno y digno de alabanza, vindicamos su carácter y debilitamos la autenticidad de la mentira del enemigo.

¿Cómo podemos vindicar de manera más efectiva su carácter y decirle al mundo que se puede confiar en Dios?

Pasa tiempo con Dios para que su carácter se te “pegue”. ¿Has notado que cuando pasas una cantidad considerable de tiempo con un amigo tiendes a adoptar sus costumbres, sus gestos y las frases que suele decir? Lo mismo ocurrirá cuando te deleites en la presencia de Dios.

Hazte el hábito de permitir que Dios sea tu primer consejero en todas las cosas. Desde decidir qué ropa vestirás hasta la elección de tu cónyuge; pedirle a Dios consejo y que tenga el control total sobre tu vida te pondrá en marcha para testificar por ti mismo cómo solamente él puede elegir lo mejor de lo mejor para ti.

Alaba a Dios incluso cuando tus planes no funcionen. Cuando Dios cierra una puerta, podemos llegar a cuestionar sus intenciones para con nosotros. Es en este momento cuando el enemigo tiende a susurrar que Dios no es quien dice ser; que no se puede confiar en él. Agradécele a Dios cuando tus planes se derrumben. Puede haberte evitado un dolor innecesario.

PARA PENSAR Y DEBATIR

¿Es posible deleitarse en el Señor y en su santidad mientras seguimos luchando por cosas de este mundo? ¿Por qué?

¿Cuáles piensas que son los beneficios de descubrir gradualmente el carácter de Dios?

Kim Machado. Columbio, Maryland, EE UU.

JUEVES 24 ENERO

LA MARAVILLA DE TODO ESTO

Opinión: Apoc. 4

“Recuerda que la vida no se mide por la cantidad de veces que respiras, sino por aquellos momentos que te dejan sin aliento”. Este dicho, que ha sido atribuido a muchos autores, resuena en mi corazón de una manera poderosa. Esos momentos -momentos de asombro, maravilla y gozo exultante- son experiencias que, a menudo, nos toman por sorpresa y dejan una marca permanente en nuestros recuerdos.

Viajar es una manera genial de explorar el mundo y las diferentes personas que viven en él, y muchas veces me dejó maravillada. He estado en grandes salas de conciertos, catedrales, museos, edificios gubernamentales y estructuras eclécticas en varios países. En el mundo natural, las montañas y las cascadas llaman mi atención de manera especial. Las personas y las culturas también me fascinan, y muchas veces estoy ansiosa por interactuar y aprender de ellas.

¡Hay tanta belleza en este mundo! Y aun así, he aprendido que es solo una muestra de la verdadera belleza del universo.

Cuando pienso en la sala del trono de Dios según se describe en Apocalipsis 4, me quedo verdaderamente sin palabras. No hay nada en este mundo, natural o artificial, que se compare con la majestad, la gloria y la maravilla de este espacio magnífico en algún lugar del universo.

Un trono de piedras preciosas, un arcoíris de esmeralda, individuos vestidos de manera suntuosa, seres alucinantes, música celestial y, por supuesto, la maravillosa presencia de Dios el Padre.

Este Padre, lleno de poder y gracia, ha probado por su Palabra que nos considera a nosotros, los seres humanos, su máxima creación. Dios nos ama, y ha hecho todo lo que estaba en su poder para restaurar su preciosa creación a su imagen al darle a la humanidad su Hijo: Jesús.

Gracias a Jesús, a su sacrificio y su victoria, yo y todos los que lo consideran su Señor tenemos la seguridad de que. un día, podremos unirnos a él y al Padre en el cielo. Veremos la naturaleza de la forma en que Dios la ideó, y exploraremos el universo de maneras que no podemos comenzar a imaginar.

Pero, lo más importante: tendremos una relación de amor eterno con nuestro Creador, Redentor y Amigo. Cuando me siento y pienso en eso y en lo que significa, simplemente me deja sin aliento.

Juliana Boiono, Rockville. Maryland. EE.UU.

VIERNES 25 ENERO

EL REGRESO DEL REY

Explora: Apoc. 5:8-14 EN RESUMEN…

El triunfo de Jesús sobre el pecado merece una celebración. El cielo resuena con los cánticos de victoria luego de una guerra larga y agotadora. Jesús toma su lugar en la sala del trono celestial, y es como una recopilación de todos los finales felices de las películas. Ahora el bueno ganó, el amor gana y todos vivirán felices para siempre.

ACTIVIDADES SUGERIDAS

» Encuentra una canción que piensas que se aproxima lo más posible al tipo de himno triunfal que acompañará las escenas de Apocalipsis 5.

» Planifica una celebración para un amigo o un familiar que ha perseverado para lograr un objetivo. Podría ser una graduación, la finalización de un libro, o el aniversario de la inauguración de un negocio o emprendimiento.

» Compón un poema o una canción de alabanza que siga el patrón de Apocalipsis 5.

Incluye alabanzas por algo específico que Dios ha hecho en tu vida.

» Estudia para encontrar la razón por la cual los seres vivientes de Apocalipsis 4 tienen tantas alas y tantos ojos.

» Entrevista a tus amigos o familiares de mayor edad, y pregúntales sobres sus celebraciones más memorables.

» Crea una tarjeta para agradecer y honrar a alguien que haya hecho algo noble por ti y merezca tu alabanza.

» Encuentra un video en Internet de alguna gran celebración; quizás una inauguración, una coronación o una boda real. ¿Qué crees que tiene en común la ceremonia con la celebración del Cordero?

LECTURA ADICIONAL

Éxodo 15:1-21; Isaías 6; Ezequiel 1.

Elena de White, El conflicto de los siglos, pp. 731-737; La segunda venida y el cielo, cap. 19 (“La música del cielo”).

Elizabeth Viera Talbot, Apocalipsis – El quinto evangelio (Pacific Press Publishing Association, 2014).

Kim Peckham, Lincoln, Nebroska. EE UU.

MÁS PREGONTAS (DEL FOLLETO DE ADULTOS)

Lee Apocalipsis 4:1 al 8 y Ezequiel 1:26 al 28. Según Apocalipsis 5:11 al 14, ¿qué podemos aprender sobre la grandeza de la sala del trono celestial?

Lee Apocalipsis 4:8 al 11 y 5:9 al 14. ¿Qué puedes extraer sobre la verdadera adoración en estos pasajes? ¿Por qué el Señor Dios es digno de ser adorado en el capítulo 4, y por qué el Cordero es digno en Apocalipsis 5:9 al 14?

Piensa en lo que enseña el evangelio: el que nos creó, no solo a nosotros y a nuestro mundo, sino a todo el cosmos, también es “el Cordero que ha sido sacrificado” por nosotros (Apoc. 5:12). ¿Qué asombrosa esperanza presenta esto en medio de un mundo lleno de dolor y confusión?

Lee Apocalipsis 5:1. A la luz de Isaías 29:11 y 12. ¿cuál es el significado del sello del libro?

Lee Apocalipsis 5:2 al 7. ¿Por qué Cristo es el único en todo el universo que es digno de tomar el libro sellado y abrirlo?

¿Cómo aprendemos a poner a Jesús en primer lugar en nuestra experiencia cristiana?

Lee Apocalipsis 5:8 al 14; Efesios 1:20 al 23 y Hebreos 10:12. ¿Qué dicen estos pasajes que debiera darnos gran esperanza y consuelo en medio de un mundo que, en sí mismo, ofrece tan poco de ambos?

Los físicos especulan que algún día el universo se quemará, se autoextinguirá o simplemente se desintegrará. Qué contraste con el futuro que presenta la Palabra de Dios. ¿Cómo podemos comenzar a regocijarnos, incluso ahora mismo, por el futuro que nos espera?

Lee Hechos 2:32 al 36: y Juan 7:39. ¿Qué relevancia tenía la exaltación de Cristo en el cielo para la venida del Espíritu Santo? ¿Por qué el Espíritu no podía descender sobre los discípulos antes de que Jesús fuera glorificado?

Lee Hebreos 4:16 y 8:1. ¿Cuánta esperanza y ánimo hallas en el hecho de que Jesús se siente en el trono celestial como nuestro Rey y Sacerdote? ¿Cómo impacta esto en tus situaciones cotidianas de la vida, y en la incertidumbre del futuro?

Algún día estaremos en el cielo alabando y adorando al Señor por su bondad, su poder y, especialmente, su gracia. ¿De qué manera podemos practicar, incluso ahora, para cuando llegue ese gran día? Es decir, ¿cómo podemos adorarlo y alabarlo ahora con corazones agradecidos por todo lo que él ha hecho y hará?

Lee Apocalipsis 4:11 y 5:9. ¿Qué dos papeles desempeña Jesús aquí, y en qué sentido ambos roles son esenciales no solo para el plan de salvación, sino para explicar por qué el Señor es tan digno de nuestra adoración? El sábado (y lo que este enseña) ¿en qué medida es una expresión de estas dos maravillosas verdades sobre nuestro Dios?

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*