Lección 4 | Jueves 24 de enero 2019 | La maravilla de todo esto | Escuela Sabática Joven

MIÉRCOLES 23 ENERO

REIVINDICACIÓN POR PROCLAMACIÓN

Cómo hacer: Apoc. 4:11; 5:13

No merecemos escuchar la voz de Dios. Ser su taburete en el cielo por la eternidad es más de lo que merecemos y, aun así, nos ha preparado el paraíso y un gozo más allá de nuestra comprensión; un tesoro incorruptible (1 Ped. 1:3-5).

Los seres vivientes que rodean el trono del Padre proclaman que él es santo y digno de recibir gloria (Apoc. 4:11). Luego de que el Cordero inmolado abre el rollo, todos los seres proclaman que el Padre y el Cordero reciben honor y gloria para siempre (Apoc. 5:13). Son adecuados para ser testigos porque habitan con Dios y el Cordero.

Cuando habitemos con él, también nosotros proclamaremos que Dios y nuestro Salvador son santos y dignos de recibir gloria y honor. Esta proclamación vindica su carácter a los mundos porque el enemigo ha diseminado una mentira. El adversario ha susurrado esta mentira y. aunque se manifiesta de diversas maneras, es simplemente una sola mentira: no se puede confiar en Dios. Cada vez que proclamamos que Dios es santo, bueno y digno de alabanza, vindicamos su carácter y debilitamos la autenticidad de la mentira del enemigo.

¿Cómo podemos vindicar de manera más efectiva su carácter y decirle al mundo que se puede confiar en Dios?

Pasa tiempo con Dios para que su carácter se te “pegue”. ¿Has notado que cuando pasas una cantidad considerable de tiempo con un amigo tiendes a adoptar sus costumbres, sus gestos y las frases que suele decir? Lo mismo ocurrirá cuando te deleites en la presencia de Dios.

Hazte el hábito de permitir que Dios sea tu primer consejero en todas las cosas. Desde decidir qué ropa vestirás hasta la elección de tu cónyuge; pedirle a Dios consejo y que tenga el control total sobre tu vida te pondrá en marcha para testificar por ti mismo cómo solamente él puede elegir lo mejor de lo mejor para ti.

Alaba a Dios incluso cuando tus planes no funcionen. Cuando Dios cierra una puerta, podemos llegar a cuestionar sus intenciones para con nosotros. Es en este momento cuando el enemigo tiende a susurrar que Dios no es quien dice ser; que no se puede confiar en él. Agradécele a Dios cuando tus planes se derrumben. Puede haberte evitado un dolor innecesario.

PARA PENSAR Y DEBATIR

¿Es posible deleitarse en el Señor y en su santidad mientras seguimos luchando por cosas de este mundo? ¿Por qué?

¿Cuáles piensas que son los beneficios de descubrir gradualmente el carácter de Dios?

Kim Machado. Columbio, Maryland, EE UU.

Lección 4: Para el 26 de enero del 2019
LA ENTRONIZACIÓN DEL CORDERO
Primer trimestre 2019 – El libro de Apocalipsis
Narración Adan Vicente

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*