Lección 3 | Viernes 19 de enero 2018 | Elige hoy poner tu tiempo y tu dinero está tu boca | Escuela Sabática Joven

VIERNES 19 DE ENERO

ELIGE HOY PONER TU TIEMPO Y TU DINERO DONDE ESTÁ TU BOCA

EXPLORA – JUAN 3:16; 5:19; JOB 38:4-11 EN RESUMEN…

Dios nos ha dado el ejemplo de obediencia de Jesús para animarnos a ver cómo una relación amante con él nos convierte en confiables mayordomos de sus bienes. Jesús solo quería imitar las acciones de su Padre y admitió su incapacidad para vivir sin el amor de su Padre (Juan 5:19). Dios nos amó también a nosotros, aún antes de que nosotros lo conozcamos: y por su amor infinito, “dio a su Hijo unigénito” para morir por nuestros pecados, a fin de que podamos vivir. ¿Qué mayor amor puede haber? Dios es nuestro Creador, y Jesús es nuestro modelo. Cuando nos enfocamos en su amor somos conmovidos y deseamos convertirnos en obedientes mayordomos del mundo y de los recursos que nos dio: humanos, financieros y materiales.

actividades sugeridas

» Planifica un día de diversión entre padre-hijo/madre-hija, en el contexto de Juan 5:19: “No puede hacer nada por su propia cuenta, sino solamente lo que ve que su padre hace”. Crea actividades divertidas con las que padres e hijos/madres e hijas puedan pasar el día juntos, creando recuerdos especiales para siempre.

» Organiza un show de talentos para tu iglesia o grupo de jóvenes. Podrías juntar fondos para una organización benéfica local. Comienza el programa leyendo Mateo 25:24 al 28, y habla sobre tu deseo de compartir tus talentos para glorificar a Dios.

» Escribe una representación para el culto del viernes por la noche, que muestre la relación entre el amor que Dios tiene por nosotros y nuestra respuesta de mayordomía. Podrían tener a Juan 3:16 como el centro para “dar regalos”.

» Lee 1 Corintios 6:19 y 20, y dedica tiempo a pensar en formas de celebrar que tu cuerpo es el templo de Dios. Trabaja con el club de niños local para organizar un Día de Vida Sana con juegos, ejercicios aeróbicos y otras actividades.

» Recolecta ropa y artículos para el hogar, a fin de donarlos al ministerio de Acción Solidaria Adventista de tu iglesia o a un refugio para mujeres. Cuéntales porqué eligieron ser buenos mayordomos y pasar tiempo con ellos.

» Conversa con el funcionario de parques de tu gobierno local sobre la forma en que tu iglesia o grupo de jóvenes podría actuar como mayordomos de la tierra, dando de su tiempo como voluntarios en un parque u otro hábitat natural.

lectura adicional

Zacarías 4:10; Lucas 16:10-12.

Elena de White, Palabras de vida del gran Maestro, pp. 181,182.

Max Lucado, Cura para la vida común: encontrando su lugar, cap. 13 (“Confíe en los actos pequeños”) (Nashville, Tennessee: W. Publishing Group, 2005).

Stephanie Yamniuk, Winnipeg, Manitoba. Canadá.

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*