Lección 3 | Jueves 19 de octubre 2017 | ¡Quién sabe lo que es mejor? | Escuela Sabática Joven

JUEVES 19 DE OCTUBRE
¿QUIÉN SABE LO QUE ES MEJOR?
Opinión | Romanos 2:1-3, 17-24; 3:9-22
Una de mis mejores amigas en una época era católica. Era muy amable y buena. No decía malas palabras como el resto de nosotros, y recuerdo claramente haber pensado: Nosotros somos el pueblo del “Libro” y ella es católica. Si los católicos trataron de evitar que otros leyeran el “Libro” por si mismos, compraban su entrada al cielo y siguen cumpliendo penitencias hasta hoy, ¿cómo puede ser que ella sea una mejor cristiana que yo?
Lo cierto es que ambas éramos iguales, con la excepción de la relación que teníamos con Cristo. Su relación era más fuerte porque pasaba más tiempo con él. Su fe en Dios -no su religión- la diferenciaba de nosotros y la hacía una mejor luz.
Entonces, ¿quién sabe lo que es mejor? ¿Los musulmanes, los judíos, los cristianos, los hindúes? La verdad es que tú sufres la misma condición humana que sufro yo. Los cristianos cometen errores, y los musulmanes también. Al parecer, las personas creen que Jesús niveló el campo de juego entre los judíos y todos los demás en la cruz; no obstante, este siempre estuvo nivelado. Antes de la Caída, todos (es decir, Adán y Eva) eran perfectos. Después de la Caída, todos llegaron al mundo como pecadores. Luego de la muerte y la resurrección de Jesús, todos tenemos la oportunidad de ser salvos. Como humanos siempre hemos estado en el mismo aprieto. Perfecto. Pecador. Salvado.
Entonces, ¿quién sabe lo que es mejor? Dios. Dios sabe lo que es mejor porque él es el agente de cambio que trabaja en todos nosotros para producir nuestra salvación. La religión no lo logrará. La posición socioeconómica no lo logrará. Ser popular o talentoso no lo logrará. Obtener varios títulos académicos no lo logrará. Ser bueno no lo logrará.
Nuestra fe en Jesucristo es lo único que nos salva y nos da la oportunidad de pasar la eternidad con él. La fe siempre ha hecho la diferencia en la experiencia humana.
Para pensar y debatir
¿Qué tenían en común los judíos y los gentiles hace tantos años? ¿Ha cambiado hoy? ¿Tienen los musulmanes y los cristianos las mismas cosas en común que tenían los judíos y los gentiles?
Escribe sobre una ocasión en la que alguien que conocías, que no profesaba la misma religión que tú, manifestó los principios cristianos de una mejor manera que tú.
Shari A. Loveday, Bowie, Maryland, EE. UU.

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*