Ayudas a suplir las necesidades de los demás I 1 en tu familia? José lo hizo. Leamos cómo mostró su amor y cuidado. Pronto, después de su reencuentro con José, sus hermanos comenzaron el largo viaje de regreso a su casa en Canaán. iY qué viaje era! Tenían carros llenos de alimento. Tenían ropas nuevas y dinero que José les había dado. Tenían muchos burros cargados de regalos para su padre. iY tenían la invitación especial del Faraón de ir a vivir a Egipto! Les había prometi­do que sus familias tendrían alimento durante el resto de la sequía. ¡Cuando llegaron h casa, su padre, Jacob, no podía creer las noticias! iSu hijo favorito, José, estaba vivo! iNo muerto, como él había creído todos estos años! -¿Están seguros? -preguntó una y otra vez a sus hijos-. ¿Están seguros de que José está vivo?… ¿Y me dicen que es gobernador de Egipto? ¡Cuéntenme de nuevo! ¡Cuéntenme de nuevo! Finalmente, Jacob y su familia salieron rumbo a Egipto. Jacob, sus hijas, las esposas de sus hijos y sus pequeños nietos, ¡todos fueron! Algunos iban cómodos en los carros que había provisto el Faraón para ellos. Los hijos de Jacob cabalgaban sobre los burros regordetes del Faraón, junto a los carros.

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Category:

Menores, Primarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*