Lección 13 | Martes 27 de marzo 2018 | Jamás los conocí | Escuela Sabática Joven

MARTES 27 DE MARZO
JAMÁS LOS CONOCÍ
EVIDENCIA – MATEO 7:21-23
¿Qué significa ser cristiano? ¿Significa asistir siempre a la clase de Escuela Sabática? ¿Devolver fielmente el diezmo? ¿Leer la Biblia todos los días? ¿Poder defender las creencias fundamentales de la iglesia? ¿Ser un miembro bautizado de la iglesia?
Todas esas cosas son buenas, pero ¿es eso lo que te convierte en cristiano? ¿Cuál es el fundamento del cristianismo?
En realidad se explica bastante bien a sí mismo. Los cristianos son quienes modelan su vida en semejanza a Cristo. Significa ser un discípulo de Jesús, seguir sus pisadas y vivir la vida como lo hizo él. Jesús lo explicó así en Juan 13:35: ‘De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros”.
Entonces, ser un cristiano no se trata en principio de lo que sabes o cuán a menudo asistes a la iglesia. El auténtico cristianismo se demuestra con la calidad con que amas. Al mundo no le importa si vas a la iglesia: le importa si te preocupas por ellos y los amas. De hecho, si tu amor no es genuino, sería mejor que no te hagas llamar cristiano.
Esto es lo que Cristo mismo dice en Mateo 7:21 al 23: “No todo el que me dice: ‘Señor, Señor’ entrará en el reino de los cielos, sino solo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo. Muchos me dirán en aquel día: ‘Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios e hicimos muchos milagros?’ Entonces les diré claramente: ‘Jamás los conocí. ¡Aléjense de mí, hacedores de maldad!’ ”, Imagina que personas que se identifican como cristianos oirán que Dios los identifica como hacedores de maldad. Dios no busca que vayas a la iglesia y digas: “Señor, Señor” en tus oraciones. Eso no es lo que te hace ser un cristiano. Lo que Dios quiere es una vida dedicada a él. Cuando ponemos a Dios en primer lugar, iremos a la Escuela Sabática, devolveremos el diezmo y leeremos la Biblia: pero haremos esas cosas motivados por un corazón amante. Cuando estamos motivados por un corazón que ama, el mundo lo notará. No tendremos que decir que somos cristianos… ya lo sabrán.

PARA PENSAR Y DEBATIR
Vuelve a leer Mateo 7:21 al 23. ¿Qué ocurre aquí? ¿Por qué estas personas dicen lo que hacen? ¿Qué revelan sus palabras sobre sí mismos? ¿De qué forma podemos asegurarnos de que no caeremos en la misma clase de autoengaño, aun cuando procuramos ser buenos mayordomos, aun cuando intentamos vivir una vida de fe y obediencia, aun cuando tratamos de hacer buenas obras en nombre de Dios?
Si tus amigos te preguntaran de qué se trata el cristianismo, ¿qué les dirías?
¿Hay cosas que puedes hacer para ayudarle al mundo a saber que eres un cristiano? Ejemplifica.
¿Crees que hay personas que se identifican como cristianas, pero que Cristo llamará “hacedores de maldad”? Si es así, ¿por qué lo crees?
Kevin Murray McGill, College Place. Washington, EE. UU.

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*