Lección 13 para el 27 de septiembre de 2014
“No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, , y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis” (Juan 14:1-3) En el siglo XXI, casi dos mil años después de la promesa de Jesús, los cristianos debemos dar respuesta a las siguientes preguntas acerca de la Segunda Venida: ¿Es segura la promesa de su Venida? ¿Para qué vendrá? ¿Cómo vendrá? ¿Cuándo vendrá? ¿Cómo debemos esperarle?
“porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios” (2ª de Corintios 1:20)
“porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios” (2ª de Corintios 1:20) Todas las promesas hechas a Israel se cumplieron. Jos. 21:45; 1R. 8:56. Se cumplió la promesa de la encarnación. Sal. 40:7; Heb. 10:5-7 Jesús cumplió su promesa de devolver la vida a la hija de Jairo. Luc. 8:50; Luc. 8:54-55. Prometió que Él mismo se levantaría de la tumba. Mat. 16:21; Mat. 28:5-6. Prometió el Espíritu Santo a sus discípulos. Hch. 1:8; Hch. 2:4. Prometió volver por segunda vez… ¡y lo cumplirá con toda seguridad!

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*