Lección 12 | Jueves 21 de diciembre 2017 | El criterio del amor | Escuela Sabática Joven

JUEVES 21 DE DICIEMBRE
EL CRITERIO DEL AMOR
Opinión | Mateo 25:40
Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), unos 795 millones de personas en el mundo sufrieron hambre entre 2014 y 2016.1 La mayoría de los afectados viven en regiones en desarrollo, incluyendo África, Asia, Latinoamérica y el Caribe. Muchas otros sufren de enfermedades crónicas e incurables como cáncer, VIH/SIDA, y otras. Muchas personas son desplazadas por disturbios civiles, terrorismo y desastres naturales. Todos ellos necesitan amor y apoyo en sus necesidades básicas, como un recordatorio de que, a pesar de las circunstancias reinantes, todavía son parte de la población humana.
Cristo habló extensamente en sus enseñanzas sobre el amor fraternal genuino. Soy testigo de muchas ocasiones que requieren mi atención para intervenir con amor. Espero que tú también. Por ejemplo, ¿cuántas veces vemos niños en la calle, revolviendo tachos de basura? ¿Nos preocupamos en visitar los hospitales y centros de salud de nuestras comunidades para mostrar compasión por los enfermos?
Con pequeños actos de bondad podemos demostrar amor a los que sufren y aumentar la esperanza de los desesperanzados. No Importa dónde estemos, podemos marcar una diferencia a través del amor. El amor nos une como cristianos. Cuando tratamos a las personas que nos rodean con amor fraternal genuino, mostramos que el amor de Cristo está en nosotros. El amor genuino entre cristianos es una manera poderosa de luchar contra el pecado en nuestro medio. El amor controla nuestra conducta dentro de la iglesia y se refleja hacia quienes no son parte de nuestra fe. Si pudiéramos entender el principio del amor y la benevolencia, podríamos ser más fuertes como individuos y como iglesia. Si descuidamos la iglesia, descuidamos a Cristo, porque él es la cabeza de la iglesia. De manera similar, si apoyamos a la iglesia y extendemos nuestra ayuda a los necesitados y sufrientes de nuestra comunidad, reflejamos lo que Cristo mismo haría en la misma situación.
“Cristo mira los actos de bondad realizados a las personas piadosas más insignificantes y los recompensará como si hubiesen sido realizados a él mismo; porque aunque nuestra caridad no debe estar limitada solo allí, debe demostrarse mayormente a quienes son parte de la familia de la fe. Se puede demostrar otra caridad como obediencia al mandato de Dios, y tendrá su recompensa, pero si hay una caridad de la que se puede decir que fue realizada a Cristo, es la que es brindada a quienes son sus verdaderos miembros”.2
Tenemos un deber como seguidores de Cristo: preservar el carácter del amor genuino. Demostrar amor fraternal a nuestros hermanos y hermanas en la obra de Dios es un gran paso en camino a vencer el mal con el bien.
Para pensar y debatir
¿Cuál es la diferencia entre amor cristiano genuino y amor mundanal?
Menciona algunas de las cosas no espirituales que el amor nos prohíbe hacer.
Dorothy Awuor, Homa Bay, Kenia

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*