Lección 12 | Domingo 18 de marzo 2018 | Cumpliendo propósitos | Escuela Sabática Joven

DOMINGO 18 DE MARZO
CUMPLIENDO PROPÓSITOS
EVIDENCIA – MATEO 23:37, 38
Revisa tu currículo más actualizado. ¿Qué has hecho? ¿Qué dice sobre ti? ¿Cómo describiste tu propósito en la vida? ¿Has descrito tu mayordomía en términos de gratificación propia, o en términos de servir a Dios y a otros?
Peter Block ofrece una trilogía precisa: “ La mayordomía es honrar lo que fue dado, usar el poder con un sentido de gracia, y cumplir propósitos mayores a uno mismo.1
Honrar lo que fue dado. Puede parecer obvio, pero el mundo natural y creado nos llega como un regalo el día en que nacemos. Nuestra decisión es decidir si el regalo que transmitimos será una ofrenda mejor y más generosa que la que recibimos. Es nuestro privilegio honrar este legado mediante una respuesta al Dador. En contraste con la economía de intercambio, en la que la gente cuantifica el tiempo, las habilidades y los materiales con un valor simbólico y consideran que esas cosas les pertenecen, la economía del don reconoce que somos arrendatarios de Dios y que el verdadero valor no se puede monetizar, sino que es inherente a nuestra relación con Dios, con nuestras familias y con la sociedad en general.
Usar el poder con un sentido de gracia. La mayordomía es una responsabilidad por el uso de la autoridad y el poder en los roles que somos llamados a tener. Los mayordomos son conscientes de la marca que dejan en el ambiente y son amables al manejar los conflictos y las tensiones que tienen un impacto en las personas, ya sea en público, en la iglesia, el trabajo o la casa. Se preguntan una y otra vez: “¿Qué haría Jesús?” El desafío para el cristiano es desarrollar las habilidades y la presencia espiritual al punto de que el despliegue de poder y autoridad se combina con la gracia y la serenidad de un bailarín de ballet.
Cumplir propósitos mayores a uno mismo. Una suposición prevalente en las economías populares es que trabajamos mejor cuando lo hacemos para nosotros mismos. Se cree que la codicia y la avaricia nos motivan, y que la pobreza se beneficia por dinero proveniente del “efecto goteo” . Aunque es cierto que la gente responde a las recompensas, el cristiano se identifica con propósitos que son mayores que el interés personal inmediato. Como dijo John Kennedy: “ No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú por tu país” .2 O, con otras palabras: nuestras oraciones no tienen que centrarse en lo que Dios puede hacer por nosotros, sino que deben buscar escuchar lo que Dios quisiera que hagamos, y estar dispuestos a hacerlo. Eso es la mayordomía.
1 Peter Block, Stewardship: Choosing Service Over Self-interest (Portland, Oregon: ReadHowYouWant Publishers, 2014), p. 22. | 2 John Fitzgerald Kennedy, ‘Discurso inaugural’ del 20 de enero de 1961; disponible en línea: volcesofdemocracy.umd.edu/kennedy-inaugural-address-speech-text.
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Cómo puedes darle valor a honrar las relaciones en vez de los valores monetarios? ¿De qué manera puedes ejercer poder y gracia al mismo tiempo?
Victor Pilmoor, Watford, Reino Unido.

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*