Lección 11 | Miércoles 13 de marzo 2019 | ¡Atención! ¡Atención! | Escuela Sabática Joven

MIÉRCOLES 13 MARZO
¡ATENCIÓN! ¡ATENCIÓN!
Cómo hacer: Apoc. 16:1-16
Dios es un experto en llamar nuestra atención. Ya sea que hable, actúe o dé órdenes a la naturaleza, no hay duda alguna de que puede hacerse notar a la humanidad. A pesar de esta realidad, la posibilidad de que nos perdamos el mensaje que Dios tiene para nosotros sigue siendo muy grande.
Es tan grande, de hecho, que Apocalipsis 16 describe a un grupo de personas que está experimentando las siete últimas plagas y, aun así, ¡no están dispuestos a reconocer a Dios! ¿Cómo es posible? Algunos hasta pensarían que es absurdo. Sin embargo, aprender las lecciones que Dios nos señala ahora no solo nos ayudará a entender quién es él, sino también a confiar en él mientras guía nuestro futuro.
Aprende a ceder el control: Desde girar el dial del termostato a manipular procesos naturales para nuestro beneficio, la humanidad ha estado consumida con controlar cada aspecto de la vida. El Salmo 37:5 nos recuerda: “Encomienda al Señor tu camino: confía en él, y él actuará”. Comienza ahora pidiéndole a Dios que te ayude a tomar decisiones en tu vida. Comenta tus ideas y opiniones con Dios en oración. ¿Es esto lo que el Señor preferiría que hicieras? Espera su respuesta y confía en su control.
Nuestra respuesta a circunstancias Incontrolables revela nuestro carácter: ¿Nos preocupamos? ¿Dudamos y cuestionamos continuamente el rol de Dios en dirigir nuestra vida? Santiago 1:2 y 3 nos anima a apreciar las dificultades en la vida y recibirlas como una oportunidad para confrontar las imperfecciones de nuestro carácter, a menudo ocultas. Cuando enfrentes el siguiente obstáculo, intenta alabar a Dios a pesar de las dificultades que surjan. Marca los cambios en tu actitud. Dios no solo te guiará para vencer los obstáculos: también te enseñará cómo responder a ellos.
Practica regularmente el reconocer a Dios en tu vida: Por medio de la alabanza, el arrepentimiento, la oración, el servicio y el estudio de la Palabra de Dios, reconocemos la presencia de Dios en nuestra vida. Cuando aceptamos la presencia de Dios individualmente podemos ver con más claridad cómo opera en el mundo que nos rodea. A menudo, nuestra falta de reconocimiento puede causar más dificultades indeseadas autoinfligidas. “Así que ofrezcamos continuamente a Dios, por medio de Jesucristo, un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de los labios que confiesan su nombre” (Heb. 13:15).
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Qué revelan las siete últimas plagas sobre quienes las experimentan?
Cuando Dios llama nuestra atención, ¿cuáles son las distintas formas en que le podemos responder?
=============================
Lecciones de Escuela Sabática para Jóvenes
Lección 11: Para el 16 de marzo de 2019
LAS SIETE ÚLTIMAS PLAGAS
1er. Trimestre 2019 – El libro de Apocalipsis
Narración: Adan Vicente

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*