Lección 11 | Martes 13 de marzo 2018 | La mayordomía nos enseña a vivir como Dios | Escuela Sabática Joven

MARTES 13 DE MARZO
LA MAYORDOMÍA NOS ENSEÑA A VIVIR COMO DIOS
EVIDENCIA – MALAQUÍAS 3:10
Nos dicen que la mayordomea puede enseñarnos a cómo vivir de la manera en que Dios querría que vivamos. Una canción popular para niños comienza diciendo: “Cristo me ama, esto sé pues la Biblia dice así”. Yo creo que la mayordomía tiene su fundamento en el amor de Jesús por medio de la fe en la confiabilidad de la Biblia, la cual me dice que Dios me ama.
Una tardecita en la década de 1950, Mandrake, de ocho años, estaba sentado al lado de su padre en la baranda de su hogar, en Jamaica, mientras cantaba: “Cristo me ama, esto sé pues la Biblia dice así…” Su padre lo detuvo antes de que pudiera seguir cantando y le preguntó:
-¿Cómo sabes que Jesús te ama?
-La Biblia lo dice -respondió Mandrake sin dudar.
-Muy bien… la Biblia también dice que deberías devolver el diezmo… ¿Te gustaría comenzar a devolver el diezmo?
-Pero no tengo suficiente dinero para poner en el sobre -respondió Mandrake. -La Biblia no dice que siempre hay que poner mucho dinero en el sobre. Dice que pongas el 10% de lo que obtienes. Entonces, cuando recibes un dólar, devuelves 10 centavos como diezmo.
Mandrake escuchó atentamente.
-¿Entiendes eso? -le preguntó el padre.
-Sí, papi. Y porque amo a Jesús, cuando reciba cualquier dinero, pondré mi diezmo en el sobre yo mismo…”
Hoy, Mandrake es profesional y sigue devolviendo sus diezmos. Dijo que no siempre fue fácil, especialmente cuando estudió en un país extranjero, pero tuvo fe en que, como Jesús lo ama, él amaría a Jesús y haría lo que pide. “Yo creí que Dios guardaría su pro-mesa en Malaquías 3:10, y lo ha hecho. Nunca estuve en bancarrota”, explica Mandrake.
Mandrake también dijo: “El 90% que quedaba luego de devolver el diezmo rendía porque, durante las épocas difíciles, me discipliné y gasté solo en mis necesidades, lo cual me permitió tener un margen adecuado para ahorrar e invertir sabiamente. Dios realmente ha derramado sus bendiciones sobre mí, para que yo pueda ser generoso con otros, tanto en obras como con mi amabilidad”.
Mandrake tenía solo ocho años cuando aprendió que la relación entre el amor de Dios y la fe en la Biblia tendría una influencia positiva al vivir su vida para Dios. ¿Cuántos jovencitos en nuestras iglesias saben que se debería dar la ofrenda por amor a Dios? ¿Cuántos saben que la mayordomía les enseña cómo vivir una vida en armonía con lo que Dios quiere para ellos?

PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Cuál es la relación entre la manera en que vives tu vida, y tu amor y fe en Dios?
Albert A. C. Waite, Berkshire, Reino Unido.

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*