Lección 11 | Jueves 14 de diciembre 2017 | Es parte del plan | Escuela Sabática Joven

JUEVES 14 DE DICIEMBRE
ES PARTE DEL PLAN
Opinión | Romanos 10; 11
Pablo comienza expresando en Romanos 10 cuánto deseaba que Israel fuera salvo. No obstante, ¿de qué exactamente quería Pablo que Israel fuera salvo? En Romanos 10:2 al 4, vemos que el pueblo de Israel tenía un defecto fatal: eran celosos por un Dios a quien realmente no conocían. Eran privilegiados de tener las Sagradas Escrituras y la ley dada por Moisés. Por esa razón, creían que su habilidad de observar reglas y rituales especiales los haría justos ante Dios. Todavía no aceptaban a Cristo como “el fin de la ley, para que todo el que cree reciba la justicia” (Romanos 10:4). Haciendo una referencia a Deuteronomio 30:12 al 20, Pablo les recuerda a sus lectores que el plan original de Dios siempre fue dar la justicia por medio de una relación, y no con regulaciones. Moisés les había enseñado que solo un genuino amor por Dios les permitía oírlo y obedecerlo (Deuteronomio 30:6,16,17), pero al no aceptar esto, Israel había fracasado.
Cristo era la personificación del amor de Dios por todas las personas. Su vida justa y su sacrificio eran la manera en que la humanidad llegaría a conocer el corazón de Dios. Israel tenía un papel único en el plan de Dios para revelar su amor, pero eran solo una parte del plan. En Romanos 10:19 y 20, Pablo Indica las palabras proféticas de Moisés e Isaías, que confirmaban que el plan de Dios era mayor que Israel e involucraba a otras naciones y tribus. A través de Romanos 11, Pablo ayuda a sus lectores a entender el rol interdependiente que los judíos y los gentiles tenían en el plan de la salvación. En este capítulo vemos cómo Dios planea usar el resto del mundo para reconciliar a Israel consigo mismo, aunque ellos habían rechazado a Jesús (Romanos 11:1-10).
Así como Dios planeó usar a Israel para salvar al mundo, también planeó usar al mundo para salvar a Israel. Era el diseño maestro de Dios que su relación con los gentiles moviera a los judíos a volver a su primer amor. Ambos serían restaurados a una relación adecuada con Dios.(Romanos 11:28-32).
En muchos asuntos de importancia moral, social y espiritual, el mundo ha sido más justo que la iglesia. Aveces refleja mejor que la iglesia el amor de Dios en asuntos relacionados con la opresión de los pobres, las minorías y las mujeres. Cristo dijo: “De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros” (Juan 13:35; ver Marcos 12:30, 31). Afortunadamente, no toda la esperanza se ha perdido. El plan de Dios todavía incluye la salvación de la iglesia y del mundo.

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*