Lección 10 para el 6 de septiembre de 2014
“Este es aquel Moisés que estuvo en la congregación en el desierto con el ángel que le hablaba en el monte Sinaí, y con nuestros padres, y que recibió palabras de vida que darnos” (Hechos 7:38) En el Antiguo Testamento, “el Ángel de Jehová” es Jesús, al cual se le atribuyen características divinas, y es llamado “Jehová” (Josué 5:13-15; Jueces 13:17-20; Zacarías 3:1-2) Este Ángel es el que apareció a Moisés en la zarza (Éxodo 3:2-6) y en el monte Sinaí (Hechos 7:38). Jesús mismo es el que dio los diez mandamientos y las diversas leyes que encontramos en el Pentateuco.
“No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir” (Mateo 5:17) Abrogar = Abolir, derogar. Jesús no vino a abolir la Ley. A través de sus enseñanzas y de su ejemplo, vino a darle un significado más profundo a la Ley. “Su misión era “magnificar la ley y engrandecerla”. Debía enseñar la espiritualidad de la ley, presentar sus principios de vasto alcance y explicar claramente su vigencia perpetua… [Jesús] era una representación viva del carácter de la ley de Dios” E.G.W. (El discurso maestro de Jesucristo, pg. 46)
OS FUE DICHO… “No matarás” (Éx. 20:13) “No cometerás adulterio” (Éx. 20:14) “si no le agradare … le escribirá carta de divorcio” (Dt. 24:1) “no juraréis falsamente” (Lv. 19:12) “ojo por ojo, diente por diente” (Éx. 21:24) “amarás a tu prójimo” (Lv. 19:18) PERO YO OS DIGO… “cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio” (Mt. 5:22) “cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón” (Mt. 5:28) “el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere” (Mt. 5:32) “No juréis en ninguna manera” (Mt. 5:34) “No resistáis al que es malo” (Mt. 5:39) “Amad a vuestros enemigos” (Mt. 5:44) Jesús amplió y le dio su verdadero sentido a la Ley, basado en su propia autoridad como dador de la Ley.
“Él les dijo: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así” (Mateo 19:8) ¿Cómo amplió Jesús el concepto de adulterio, condenado por el 7º mandamiento? Mateo 5:28-32 Jesús señala que, en realidad, el adulterio incluye también los pensamientos y los deseos inmorales. Usando la exageración (“si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti”), Jesús nos enseña a tomar todas las medidas que sean necesarias para evitar (huir de) la tentación, antes de que ésta se convierta en pecado. A causa de la debilidad de Israel, Jesús soportó durante un tiempo la poligamia y el divorcio. Pero ahora, dignifica la santidad y perpetuidad del matrimonio.

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*