Lección 1 | Lunes 2 abril 2018 | Ansiedad en el aeropuerto | Escuela Sabática Jóvenes

LUNES 2 ABRIL
ANSIEDAD EN EL AEROPUERTO
Testimonio – Juan 16:33
Mientras esperaba mi vuelo, noté a una amable mujer que parecía estar sola; entonces, decidí hablar con ella. La conversación rápidamente llegó a la elección del presidente de los Estados Unidos. Se había anunciado los resultados unos pocos momentos antes. El semblante de la mujer la delataba, y demostraba su miedo e inquietud sobre lo que esta elección podría traer consigo.
Ella no era la única persona sensible en ese vestíbulo. Vi a otros llorando, alzando los puños en celebración o estupefactos ante la elección de este hombre recién llegado a la política. Por todas partes se oían superlativos inútiles, en respuesta a este momento. Era surrealista… pero sentía que mi fe no fue sacudida.
Quiero señalar que entiendo por qué razón había tantas emociones. Nuestro mundo parece ser tan inseguro, tan tenso, prácticamente cabeza abajo, que sin importar quién hubiese ganado la elección habría habido reacciones intensas. Me hace pensar en una cita: “Las naciones están en desasosiego. Nos aguardan tiempos de perplejidad. Los corazones de los hombres están desfalleciendo por el temor de las cosas que sobrevendrán sobre la Tierra”.1
En los últimos treinta años hemos visto el fin de la Unión Soviética, múltiples conflictos en Medio Oriente, el atentado a las Torres Gemelas, tiroteos en escuelas, y conflictos culturales sobre temas que van desde los roles de género hasta las relaciones interraciales. Honestamente, cualquier no cristiano debería estar asustado. Este mundo es perverso, vacío e inestable; y, tristemente, miles no entienden el porqué.
El problema es que “Dios no puede darnos paz ni felicidad aparte de él, porque no existen. No existe tal cosa”.2 Y por eso, mi amigo, es que “los corazones de los hombres están desfalleciendo”; no hay paz sin Dios. Y ¿qué es la vida sin paz?
Me encanta la manera en que Elena de White termina su cita sobre el corazón de los hombres que desfallece. Dice: “Pero quienes creen en Dios oirán su voz en medio de la tormenta, que dice: ‘Yo soy; no temáis’ ”.3 Jesús dijo: “En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo” (Juan 16:33).
Sentí en ese aeropuerto que mi fe no fue sacudida porque tenía esperanza, un cimiento; mi mundo no se estaba derrumbando. Entonces, supe que estoy “listo para el tiempo del fin”. Tengo a Jesús en mi corazón y mi mente, ¡y nada puede vencer eso!
1 Eventos de los últimos días. p. 19. |2 C. S. Lewis. Mero cristianismo (Madrid: Ediciones Rialp, 1995), p. 67. | 3 Eventos de los últimos días. p. 19.

PARA PENSAR Y DEBATIR
Piensa en estos versículos: Juan 16:33; Salmo 27:1; 1 Corintios 10:13;
Deuteronomio 31:6; Apocalipsis 12:11. ¿De qué manera piensas que el conocimiento sobre lo que sucederá en el tiempo del fin puede ser una bendición para ti?
JoshuaJ. Hester, CouncilBluffs, lowa, EE.UU.

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*