Joven | Miércoles 5 de julio 2017 | “Gente de poca de” | Escuela Sabática

MIÉRCOLES 5 JULIO

“GENTE DE POCA FE”

Cómo hacer | Rom. 3:28; Gál. 1:6-9

Un fresco día de octubre de 1517, Martín Lutero, un sacerdote común y corriente que enseñaba Teología en la Universidad de Wittenberg, Alemania, se dirigió hacia la Iglesia de Todos los Santos de la ciudad. Tenía una misión. En sus manos sostenía lo que más tarde se conocería como sus “95 tesis”. La tradición dice que las clavó en la puerta de aquella iglesia. ¿Qué motivó las acciones de Lutero que hoy la historia indica como el comienzo de la Reforma protestante?

Lutero, básicamente, estaba protestando en contra de las prácticas vigentes en la iglesia que él consideraba que se habían desviado de la esencia del evangelio. Así como el apóstol Pablo escribió la Carta a los Gálatas, Lutero escribió sus 95 tesis para recordar les a las autoridades cristianas que el perdón de Dios proviene solamente de la fe, y no es necesaria ninguna acción adicional para ganar la salvación.

Pero a la naturaleza humana le gustan las cosas concretas. Los conceptos intangibles como la fe y el perdón pueden ser especialmente difíciles de comprender, sobre todo cuando sabemos que hemos cometido errores terribles en el pasado. Entonces, ¿cómo podemos fortalecer nuestra fe?

Lee la Biblia. Busca especialmente versículos que hablen de la fe.

Pide a Dios que te dé fe. Jesús dijo: “Cualquier cosa que ustedes pidan en mi nombre, yo la haré” (Juan 14:13). Así como Dios está interesado en los aspectos prácticos de nuestras vidas, como mostrarnos su voluntad, sanar enfermedades, e incluso encontrar objetos perdidos, también está preocupado por nuestras necesidades espirituales. Recuerda al hombre que exclamó: “¡Sí creo! […] ¡Ayúdame en mi poca fe!” (Mar. 9:24).

Escribe un diario. Si no tienes el hábito de llevar un diario, no necesitas tener uno en el que escribas tus pensamientos y actividades de cada día. Pero es una buena idea, al menos, hacer anotaciones de momentos en los que Dios fue real para ti en forma especial. Estas anotaciones te animarán cuando sientas que tienes poca fe.

Agradécele por perdonarte. Esto probablemente no tenga mucho sentido, especialmente si no te sientes perdonado. Pero agradécele de todas formas. Los entrenadores motivado- nales a menudo dicen que coloquemos citas inspiradoras donde podamos verlas, por la misma razón: lo que pensamos y decimos se convertirá en nuestra realidad con el tiempo.

Recuerda que perteneces a la familia de Dios solo por causa de la fe. Esto quiere decir que todo lo que tienes que hacer es creer que Dios te ha perdonado y aceptar su don gratuito del perdón. Todo el que te diga que tienes que hacer algo u obedecer algo, te está predicando un evangelio diferente del que has aceptado. Nuestras acciones no determinan nuestra salvación, pero reflejan quiénes somos.

Para pensar y debatir

¿Qué otras cosas puedes hacer para fortalecer tu fe?

¿Por qué piensas que concentrarte en las “obras” puede ser dañino para tu fe cristiana?

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*