Dependemos de Dios por fuerza, dirección, amor y afecto, mien­ tras estamos en esta Tierra. También, dependemos de él para que habite en nosotros. Básicamente, depender de Dios es el centro mismo de la lección de esta semana sobre el discipulado. En la historia del llamamiento de Pedro, Santiago y Juan (Luc. 5:1-11),

Descargar 1

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Category:

Jóvenes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*