Yan Antes de cumplir los diez años, Yan, de Ucrania, se trasladó con sus padres a Silang, en Filipinas, pues su papá estaba estudiando en una institución adventista de allí conocida como AIIAS (Instituto de Estudios Avanzados de Teología). Un día Yan fue con su papá y con otros estudiantes rusos y ucranianos del A IIA S a un pueblecito muy pobre cerca de allí. “Había alrededor de veinte niños —recuerda Yan—. Apenas tenían qué comer y vivían en unas condiciones muy malas. Les llevamos comida y les contamos historias de la Biblia para niños”.

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*