Escuela Sabática Jóvenes | Sábado 15 de septiembre 2018 | Loco por Jesús

‘Sea por poco o por mucho -le replicó Pablo-, le pido a Dios que no solo usted, sino también todos los que me están escuchando hoy lleguen a ser como yo, aunque sin estas cadenas” (Hech. 26:29).
SÁBADO 15 SEPTIEMBRE
LOCO POR JESÚS
Introducción: Luc. 9:24.
Cuando releía la historia de Pablo, me encontré repitiendo las palabras de Festo, cuando exclamó: “¡Estás loco, Pablo!” (Hech. 26:24). Aclararé que no me parecía muy loco que Pablo obedeciera el plan de Dios para él. sino que me resultó chocante su disposición a subordinar tan completamente su propia voluntad. Desde el momento en que aceptó el llamado de Dios luego de su encuentro con Cristo camino a Damasco, Pablo parece nunca dudar ante cualquier tarea. Hasta Moisés y Elias, grandes siervos de Dios, evidenciaron reticencia a seguir el plan de Dios para ellos, considerando los extraordinarios sacrificios asociados. Pero Pablo se entrega totalmente. Es como si disfrutara de vivir la experiencia de un mártir. Cuando un profeta le advierte que sería capturado si viajaba a Jerusalén, Pablo declara estar listo “no solo a ser atado, sino también a morir en Jerusalén” (Hech. 21:10-13). Y cuando los líderes judíos lo capturaron en Jerusalén, en lugar de conducirse con consideración, el discurso directo de Pablo enfureció tanto al sumo sacerdote y al concilio que casi le cuesta la vida. ¡El aparente desinterés de Pablo por la continuidad de su vida es una locura!
Al escribir esto, recuerdo la historia de otro mártir: Jim Elliot. Sintió el llamado a servir a los huaorani, en el Ecuador; pueblo violento, conocido por sus vecinos como “salvajes”. Jim lo sabía, pero no permitió que eso lo disuadiera de su misión. Pasó años preparándose para el contacto, primero aprendiendo quechua, instalando un campamento cerca de la tierras tribales huaorani y reuniendo otras personas que lo ayudaran en su labor.
Uno de los reclutados por Jim, Nate Saint, era un piloto que logró ubicar una comunidad huaorani cercana mientras volaba. La hermana de Nate, Rachel, se hizo amiga de un exiliado huaorani, quien enseñó al equipo misionero frases en huaorani. El equipo misionero buscó ganar la confianza de los huaorani lanzándoles regalos desde el avión y llamándolos en su propio idioma. Esto pareció funcionar cuando los huaorani les correspondieron. Animados por esto, Jim y otros cuatro hombres misioneros decidieron encontrarse con los huaorani cara a cara. Los cinco fueron alanceados en la primera semana.
Someter toda nuestra voluntad a la de Dios es una locura, si mides la cordura según las normas humanas. Pero como siervos de Dios, subordinar nuestra voluntad a la de Dios es lo único que podemos hacer para obtener seguridad. “El que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa la salvará” (Luc. 9;24).
Malcolm Thomson, Orlando, Florida, EE.UU.
=============================
Escuela Sabática Jóvenes – Lección 12 – folleto Joven
Esta semana estudiaremos la lección 12 – Reclusión en Cesarea
Para el 22 de septiembre del 2018
Lecciones de Escuela Sabática – Tercer trimestre 2018
EL LIBRO DE HECHOS
Narración: Adan Vicente

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*