Escuela Sabática Jóvenes | Martes 7 de agosto del 2018 | ¡Levántate de nuevo!

MARTES 7 AGOSTO
¡LEVÁNTATE DE NUEVO!
Testimonio: Hech. 12:11.
Los cristianos somos probados para ver cuán segura está nuestra fe en Jesús. Las tentaciones nos empujan y los desastres nos agitan, para revelar nuestro verdadero carácter, según cómo manejamos esas situaciones. Vivimos en una época en que los medios de comunicación manejan todo, y a veces sentimos la necesidad de encajar en las expectativas de la sociedad y tratar de competir y de conformarnos a las cosas del mundo, en vez de aferrarnos de las promesas de nuestro Padre celestial. Cuando permanecemos firmes en Dios, él se nos revela y puede convertir nuestra prueba en un testimonio divino. “Dios nos prueba por los sucesos comunes de la vida. Son las cosas pequeñas las que revelan lo más recóndito del corazón”.’
Demostramos nuestro amor según cuán firmes permanecemos ante tentaciones y pruebas, y entregamos el regalo máximo: el testimonio que extraemos de la experiencia. Esto resulta evidente en las pruebas y los sufrimientos de los discípulos. “Cuando el ministerio terrenal de Cristo estaba por terminar, y él comprendía que debía dejar pronto a sus discípulos para que continuaran la obra sin su superintendencia personal, trató de animarlos y prepararlos para lo futuro. No los engañó con falsas esperanzas. Como en un libro abierto, leía lo que iba a suceder. Sabía que estaba por separarse de ellos y dejarlos como ovejas entre lobos. Sabía que iban a sufrir persecución, que iban a ser expulsados de las sinagogas y encarcelados. Sabía que por testificar de él como el Mesías, algunos de ellos serían muertos, y les dijo algo de esto. Al hablarles del futuro de ellos, lo hacía en forma clara y definida, para que en sus pruebas venideras pudieran recordar sus palabras y ser fortalecidos creyendo en él como el Redentor”.2
Así como Dios tenía confianza en los discípulos, también la tiene en nosotros. También enfrentaremos pruebas y nuestro corazón será probado para ver cuán firmes permaneceremos en su Palabra. Dios quiere que dependamos de él ante las calamidades: y podemos estar seguros, como Pedro, de que él nos librará (Hech. 12:11). En lugar de perder la esperanza, Dios espera que podamos estar dispuestos a levantarnos de nuevo porque él estará allí mismo, listo para darnos el empujón que necesitamos. Y su amor es suficiente para ayudarnos a levantarnos.
‘ Testimonios para la iglesia, t. 2, p. 121. |2 Los hechos de los apóstoles, p. 18.

PARA PENSAR Y DEBATIR
Si debemos ser valientes ante la derrota para poder obtener un testimonio de nuestra experiencia, ¿cómo deberíamos comportarnos en una sociedad que no tiene tanta paciencia y está tan concentrada en el ahora?
¿Qué nos enseñan los discípulos de Jesús sobre el testimonio y la paciencia cuando confiamos en Dios y le permitimos pelear nuestras batallas?
Love Malomeni Asante. Woodbridge. Virginia, EE UU.
=============================
ESCUELA SABÁTICA LECCIÓN JÓVENES
Esta semana estudiaremos la lección 6 – El ministerio de Pedro
Para el 11 de agosto del 2018
Lecciones de Escuela Sabática – Tercer trimestre 2018
EL LIBRO DE HECHOS
Narración: Adan Vicente

Compartir

Recomendado

Comentarios de Facebook

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*